Rusia Sigue enviando Barcos de guerra a Siria




Rusia enviará cuatro barcos de guerra a la base naval que posee en Siria dentro de unos días, según ha informado este lunes el canal gubernamental «Russia Today». Tres destructores, acompañados por el portaaviones lanzamisiles «Almirante Kuznetsov», partirán del Mar de Barents a principios de diciembre, con destino al puerto de Tartús, donde trabajan unos seiscientos militares rusos.


Las autoridades rusas aseguran que el viaje estaba planeado desde hace un año, y que además de Siria, los barcos visitarán Beirut, Génova y Chipre. Pero a nadie se le escapa el significado de este acto, justo en un momento en el que comienza a barajarse una posible intervención extranjera «limitada» para establecer un «corredor humanitario» en territorio sirio, una idea promovida por Francia, y a la que Rusia se opone de plano.


De hecho, tras la decisión de ayer de la Liga Árabe de aplicar un programa de sanciones contra Siria, Moscú es el mayor aliado que le queda al régimen del presidente Bachar Al Assad. En las manifestaciones progubernamentales que se celebran en Damasco y otras ciudades, no es infrecuente ver banderas rusas mezcladas con las sirias. Hoy, decenas de miles de personas se han manifestado de nuevo en el centro de la capital en apoyo del presidente Assad.


El envío de los barcos de guerra rusos se produce en parte como reacción a la presencia frente a las costas de Siria, desde esta semana, del portaaviones estadounidense USS George H.W. Bush, y de otros buques de la Sexta Flota norteamericana.



almirante