Engañó a su mujer en la cama de su hija

El hecho sucedió en Santiago del Estero. Griselda Pereyra fue testigo durante un año de cómo su marido tenía relaciones sexuales con una joven en el dormitorio de su pequeña. Ante semejante escena, la señora agarró un cuchillo y lo apuñaló, mientras la tercera en discordia huyó por la ventana. Hoy, el matrimonio sigue conviviendo en paz.

Según se supo a través del portal Elliberal.com.ar, una joven que es juzgada desde este miércoles por apuñalar al marido. Atribuyó el ataque a un instante de furia: "Llegué a casa y lo encontré en nuestra pieza teniendo relaciones con una mujer. Estaban en el colchón de mi hija, tirados en el piso".

Así lo señaló Griselda Pereyra, quien el 14 de marzo del 2010 hirió a cuchilladas a José Martínez, con quien tiene una hija y reside en manzana 57, Lote 17, barrio Siglo XXI, en Santiago del Estero.

Quizás fiel exponente de las crisis de pareja actuales, la mujer relató en el debate: "Siento mucha vergüenza por lo que sucedió. Me enceguecí al verlo teniendo sexo con la mujer. Me perdí, lloraba mi hija. Le pregunté: ¿Qué estás haciendo?", destacó Pereyra.

Añadió que durante esa semana, "me golpeó dos veces. Yo sufro de convulsiones y tomo medicamentos. Tenemos dos hijas, una de una relación anterior".

Ahondó: "No tengo trabajo y me cuesta conseguir uno. Debí volver con él. Estamos viviendo en la misma casa. Hoy no tenemos problema. Sólo me importa que mis hijas no pasen necesidades", destacó Pereyra ante los jueces.

"Andábamos peleados esos días por un engaño", declaró a su turno Martínez. "Esa noche llegué a las 22 del trabajo. Me puse a limpiar, caliente porque ella no había hecho nada".

Profundizó: "Después me fui a la casa de mi hermano. Y en la madrugada, para un boliche en avenida Aguirre. Un amigo vino y me dijo que también andaba allí Griselda. Pensé que sería problema seguro. Salí y cargué a alguna mujer en mi moto. Estaba muy borracho".

Continuó: "Llegamos a casa y la chica quedó afuera. ‘Me cambié de ropa y ella se fue al baño. Al ratito llegó Griselda gritando ¿dónde está la h de p?".

Según Martínez, su esposa sostenía a una de las hijas. "¿Cómo vas a venir así con la criatura?, le pregunté", declaró su marido.

Lejos de toda sensatez, en segundos "voló una estatua de yeso que me pegó en la cara. Te voy a matar, te voy a matar, me gritaba Griselda. Estaba como sacada. La agarró del cabello a la chica, tomó un cuchillo y me apuñaló. De la otra mujer no sé nada. Ni sé como huyó de casa", resumió.

El vecino

En la jornada, también declaró el vecino Daniel Suárez, a quien Martínez endilgaba un afaire amoroso con Griselda, sazonado con abundantes sms entre sus celulares.

“Vos sabes, vos sabes´, me dijo él en esos días”, señaló Suárez, reconociendo que no comprendía bien de qué lo acusaba su vecino.

Martínez acusaba a su esposa de serle infiel con Suárez y protagonizaron un duro incidente días previos.

“Ese mes escuchamos con mi mujer que ellos pelearon mucho. Sentíamos platos rompiéndose. A él gritarle h de p. También a ella decirle, lárgame, lárgame”, contó el testigo.

“No soy de meterme en cosas ajenas. Los ayudamos ese día porque su hija es amiguita de nuestra hija”, enfatizó Suárez.