España: Retiran Ley Sinde



La Ley Sinde vuelve a estar en la palestra este viernes: La inminente aprobación del reglamento que permitiría la puesta en marcha de esta ley, que permitiría el cierre de sitios web que compartan enlaces a descargas, tiene a los españoles en las redes sociales más que agitados.

Resulta que el reglamento que permitiría la aprobación de la llamada “Ley Antidescargas” llegó a la mesa del Consejo de Ministros de este viernes, en medio del supuesto acuerdo entre miembros del PSOE (Gobierno en funciones) y del PP (Gobierno electo). Los medios que tuvieron acceso al lugar cuentan en el debate se produjo una auténtica batalla campal entre los políticos, que dio como resultado que el reglamento no se aprobara.

Según reseña el Diario ABC, se trató el asunto del reglamento de la Ley Sinde y tras un debate inicial el ministro de Fomento, José Blanco, mostró una oposición frontal a la aprobación de la Ley, diciendo que eso “sería el final del PSOE”.

Así, la responsabilidad de aprobar (o no) el trámite que falta para la entrada en vigor de la Ley en cuestión pasa a ser responsabilidad del PP cuando tome el poder. A mi forma de ver, el Gobierno de Zapatero no quiso quedarse con este recuerdo para la historia de la censura en España, ¿no os parece?

Seguidamente, un recuento de esta particular jornada que hemos vivido hoy los internautas españoles y que ha incendiado durante buena parte del día las redes sociales.
Presión en la Red

Todo comenzó a mitad de mañana de este viernes cuando pudimos conocer que la aprobación de dicho reglamento estaba incluida en el Consejo de Ministros a celebrarse hoy mismo: El ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, lo había confirmado en una entrevista a la emisora ABC Punto Radio, que reseña la agencia informativa Europa Press, y según lo cual, el Consejo de Ministros de este viernes llevaba “en el orden del día” abordar, con el “acuerdo” del PP, el decreto de aplicación de la Ley Sinde:

“Ha sido traída al Consejo. Fue primero traída a debate de los diferentes Ministerios, y también ha sido hablada con el PP. Como sabe, un Gobierno en funciones, lo que aprueba en Consejo de Ministros va en acuerdo con el próximo Gobierno”, señaló entonces.

Los internautas no dudaron en reaccionar, y la movilización se ha dejado sentir desde temprano en Twitter, donde #LeySinde y #LeySindeNo han sido de los temas más comentados en España, y desde donde los usuarios respaldan un manifiesto que ha lanzado la Asociación de Internautas bajo el título: “Un gobierno en funciones no puede aprobar la Ley Sinde”, y que cuenta con el respaldo de periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores que hacen vida en la Red.

El Manifiesto

“Ante la previsible aprobación dentro de unas horas de la polémica «Ley Sinde», los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet seguimos manifestando, como hicimos en el Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet de 2 de diciembre de 2009, nuestra firme oposición a una norma que incluye modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet.

Seguimos manifestando, como hicimos en el Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet de 2 de diciembre de 2009, nuestra firme oposición a una norma que incluye modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet”, dicen a modo de introducción de este nuevo manifiesto.

Sería doblemente grave que se confirmaran las presiones ejercidas por EEUU, a través de su embajada en Madrid, como revelaron los cables de Wikileaks, por lo que insistimos en estos razonamientos:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia”.

El PP lo apoyaba

Como vemos, en dicho manifiesto desde la Asociación de Internautas expresan su rechazo a que el Gobierno de Zapatero estuviese por aprobar la Ley Sinde en uno de sus últimos Consejos de Ministros antes de entregar el poder, dado el resultado de las elecciones del pasado 20-N donde resultó vencedor el Partido Popular.

Y es que un para que un Gobierno en funciones pueda aprobar una determinada Ley, debe estar de acuerdo con el Gobierno que está por asumir el poder. Tristemente, como es en este caso: La dirigente del Partido Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, señaló en declaraciones en el Congreso de los Diputados que el PP ha decidido apoyar el desarrollo de la Ley Sinde:

“Nos han pasado el texto de su reforma y hemos hecho posible que la sacaran adelante tal como deseaban, pero nuestro deseo era una regulación más completa que incluyera formulas sustitutivas del canon como detallaba esta ley y como se votó en esta Cámara”, ha explicado.

Así las cosas, si el Gobierno saliente cuenta con el apoyo del que está por asumir el poder, poco más podía esperarse de la discusión de hoy ¿no creéis? Sin embargo, todos quedamos sorprendidos con lo que pasó a última hora…
Pero el PSOE lo rechazaba

¡Esto sí que es el mundo al revés! Estarás pensando al leer este apartado, y sí, sí que lo es: A mediodía de hoy y antes de que comenzara el Consejo de Ministros, miembros de la dirección del PSOE habían expresado su rechazo a la aprobación de la Ley Sinde, tal como reseñaron en EP.

Entre quiénes se oponían a que la norma se aprobara están las diputadas Elena Valenciano y María González Veracruz, que es además responsable de Nuevas Tecnologías en la Ejecutiva Federal…

“No puedo compartir que Cultura proponga que se apruebe hoy el reglamento de la Ley Sinde, espero que el Consejo de Ministros lo pare”, ha publicado González Veracruz en un comentario en Twitter.

¡Insólito! Así que visto lo anterior, y visto cómo terminó la jornada en el consejo de Ministros dada la falta de unidad que hay entre los propios miembros de los partidos, vamos que muy probablemente tengamos suerte y esta Ley no termine de aprobarse…

Al parecer la presión ha funcionado, al menos por ahora, aunque es terrible saber que cada vez que se saque la Ley de la gaveta se despertará la angustia de quiénes creemos en una Red libre de censura.