En Perú y Paraguay, jóvenes se embarazan para dejar

En Perú y Paraguay, jóvenes se embarazan para dejar la escuela


Un estudio a partir de 118 casos de adolescentes embarazadas en Perú y Venezuela, divulgado este lunes, asegura que el deseo consciente de las chicas era abandonar la escuela, y no al contrario, según sus autores.

Apoyado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el informe evaluó primero la correlación en seis países latinoamericanos entre fracaso escolar y embarazo adolescente, explicó una de las autoras del estudio, Emma Naslund-Hadley, especialista en educación, en un correo enviado a la AFP.

El análisis inicial cubrió la situación en Bolivia, Haití, Colombia, Nicaragua, Perú y República Dominicana, donde se constató que "las mujeres mujeres que tienen su primer bebé en la adolescencia (...) son 14 veces más propensas a salirse del sistema educativo en comparación con las que no son madres".

A partir de esas cifras los autores pasaron a una nueva etapa en Perú y Paraguay.

Ese "estudio cualitativo con entrevistas a fondo nos ayudó a desarrollar una comprensión más compleja del porqué del abandono", indicó la investigadora en su correo.

Perú y Paraguay tienen tasas de embarazo adolescente comparables a la media latinoamericana, del 80 por 1000, un porcentaje a su vez superior a la media mundial de 55 casos por 1000.

La investigadora y sus colaboradores aseguran que mantuvieron extensas entrevistas en Lima y Asunción con adolescentes embarazadas, sus madres, y con madres de 23 a 33 años que tuvieron sus hijos en la adolescencia.

"El estudio cualitativo mostró que en muchas ocasiones el embarazo era una vía de escape para las adolescentes. Estas jóvenes, en compleja situación de desventaja, no consideran que la educación pueda alterar su futuro", indicó la investigadora.

"Aunque la mayoría de las madres adolescentes indicaron inicialmente que su primer embarazo no fue planeado, cuando se investigaba más a fondo en sus razonamientos y expectativas de ese entonces, un gran número de participantes indicaron que habían permitido que sucediera", explica el informe.

La educación sexual en casa y el colegio es en la gran mayoría de casos precaria y solamente centrada en métodos contraceptivos.

El papel del progenitor es también habitualmente insuficiente o negativo, debido a su juventud y a su rechazo al uso del preservativo.

Pero "la opinión de las amigas parece constituir una fuerza mayor que la presión del novio", como "un rito de paso hacia la adultez", asegura la investigadora.