Los datos surgen de un informe elaborado por la Asociación Civil "La Casa del Encuentro", y a los que tuvo acceso Online-911. Entre las víctimas que figuran en el trabajo aparecen dos recién nacidos de 3 y 5 meses, y dos bebés de 1 y 2 años.


07/12/2011 : 10:34 : Tomás Dameno Santillán, el nene de 9 años que fue asesinado en Lincoln, se convirtió en las últimas horas en el décimo séptimo menor asesinado por violencia de género en lo que va del año, según datos recopilados por la ONG "La Casa del Encuentro".

Según indica el trabajo al que tuvo acceso Online-911, los casos que se detallan se encuadran dentro de la categoría de "femicidio vinculado".

"Partimos del análisis de las acciones del femicida para consumar su fin, que es matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación. En todos los casos se trata de personas con vínculo familiar o afectivo con la mujer, que fueron asesinadas por el femicida con el objeto de castigar y destruir psíquicamente a la mujer a quien consideran de su propiedad", entienden desde el Area de Investigación de la Asociación Civil La Casa del Encuentro.

Entre las víctimas que figuran en el informe aparecen dos recién nacidos de 3 y 5 meses, y dos bebés de 1 y 2 años.

Sofía Bianco, de 9 años, fue asesinada en el barrio porteño de Villa Urquiza, el 1° de enero pasado. La mataron a puñaladas junto a su madre Silvina Mehaud, de 44 años. Por el ataque fue detenido Juan Carlos Bianco, de 47 años, esposo de Mehaud y padre de la niña.

El 5 de febrero, un bebé de tres meses, identificado como Jeremías, fue asesinado en Santa Fe en medio de una pelea que su padre mantuvo con su pareja Jennifer, de 15 años. El hombre le quitó el bebé de las manos a su mujer y lo tiró contra el piso, lo que le provocó un estallido de cráneo.

Agustín Bernal, otro bebé de cinco meses, murió el 17 de marzo en Rosario. Lo mató Osvaldo Bernal, de 35 años, quien se encerró en el dormitorio y le cortó el cuello con un cuchillo. Además, hirió a su otro hijo, de 5 años, con la misma arma.

El 27 de marzo pasado, Josefina Reyna, de 2 años, recibió un balazo en Rosario. Agonizó durante seis días hasta que falleció en el hospital. Su padre, el policía José Alberto Reyna, de 28 años, discutió con su pareja y se encerró en el baño, donde asesinó a su hijo y se suicidó.

El 13 de abril, en el barrio porteño de Flores, un niño de 4 años fue asesinado por su padre, que también mató a su mamá y después se quitó la vida.

Lucas Lautaro, de apenas 5 años, fue asesinado el 9 de Mayo, en el partido de José C. Paz. Su padrastro, de 20 años, lo asesinó a golpes y también atacó a golpes a su pareja.

El 13 de junio Jaquelin Bárbara Cruz, de 3 años, fue estrangulada en Alto Comedero, provincia de Jujuy. Su padre era un policía de 26 años, que la asesinó y se quitó la vida.

El 2 de agosto en Calafate, donde nenes de 7 y 4 años fueron hallados asesinados junto a su madre, que estaba embarazada de seis meses. Según fuentes policiales, el triple crimen fue atribuido al padre de las criaturas quien también se suicidó.

En Capitán Bermúdez, provincia de Santa Fe, Ignacio Pedraza, de un año y meses, fue arrojado contra la pared por su padrastro y murió a raíz de las graves heridas sufridas. En el mismo ataque fue asesinada Eliana Gauna, la mamá del bebé.

El 30 de agosto último Andrea Rodríguez, de 12 años, Cynthya Maldonado, de 7, y Jorge Maldonado, de 4, fueron asesinados en la localidad de Lomas del Mirador, en la provincia de Corrientes. Las tres criaturas fueron degolladas en el interior de su casa. Por el caso fue acusado su padrastro, Pablo Luis Alfonso, de 48 años, quien tras los ataques se suicidó.

Entre el 4 y 6 de septiembre, Alexandra Alem, de 8 años, Maximiliano Nicolás Alem, de 11, fueron baleados mientras dormían en su casa del partido de 25 de Mayo, en el centro de la provincia de Buenos Aires. El doble crimen fue adjudicado a su padre, quien se mató de un disparo en la cabeza.

Por último, el 27 de octubre Jorge Videla, 9 años, fue asfixiado en su casa de Pérez Millán, en el partido de Ramallo. Al parecer, fue asesinado por su padre, quien actualmente está detenido.