Salma Hayek: sin tetas no hay paraíso

La actriz confesó en televisión uno de sus mayores traumas infantiles.


Las tetas de Salma Hayek

Ése era el nombre de una serie que fue éxito en la televisión española, y también la frase que le sienta bien a este momento de Salma Hayek.

Es que la actriz mexicana, de impecables 45 años, contó un increíble pedido que le hizo al Todopoderoso, en el programa de Graham Norton, al que fue junto a Antonio Banderas para promocionar su nueva película “El gato con botas”.

Y es que cuando Salma era chiquita estaba muy preocupada porque a sus compañeritas de curso le crecián los pechos y a ella no. Entonces, no tuvo mejor idea que recurrir a Dios:

“Era la más pequeña de clase, todas las chicas estaban empezando a tener lolas y yo no tenía nada. Estaba muy asustada. Me molestaba mucho porque todo el mundo era mayor y yo era una chica delgada y poco femenina. Así que iba a una iglesia que tenía un santo que se suponía que hacía milagros. Mojaba mis manos en el agua bendita y rezaba: ‘Por favor Jesús, haz que me crezcan’”.

A la linda mujer de Hollywood se le cumplió el pedido, sin recurrir al quirófano...