Monitos salvajes serán obligados y enviados a medir los niveles de radiación en bosques de japón, ya que es más barato que mandar robots.

Monitos enviados a medir niveles de radiación Fukushima.


16 diciembre 2011. Monos salvajes serán obligados a realizar tareas especiales de lectura de radiación con monitores para medir los niveles de contaminación en los bosques afectados por la radiación nuclear de Fukushima Japón.

El nuevo proyecto, realizado por investigadores de la Universidad de Fukushima, implicará a monos que están equipados con collares que tienen radiómetros y transmisores GPS.

Los científicos serán capaces de controlar los niveles de radiación profunda a través de las áreas forestales en Fukushima, el hogar de la planta de energía nuclear gravemente dañada en el terremoto de 11 de marzo y el tsunami.

Los collares son desmontables de forma remota al final del experimento, que durará hasta alrededor de dos meses, según un equipo de científicos dirigido por el profesor Takayuki Takahashi.

Hemos decidido utilizar monos para este proyecto por el territorio que cubre es muy conocido para nosotros “, dijo el profesor Takahashi el Telegraph.” Es la primera vez que ha sido un experimento se ha realizado con monos.”
Los bosques en la región de Fukushima se están monitoreando en los niveles de radiación sobre todo desde el aire, con las pruebas que tienen lugar con mayor frecuencia desde los helicópteros.

Sin embargo, los científicos están interesados ??en obtener información más detallada en relación con los niveles de radiación en los hábitats forestales y la exposición subsiguiente de contaminación de los animales salvajes en la región.

La gama de elevaciones en el que los monos pasan el tiempo también permitirá a los científicos a obtener una amplia gama de datos a nivel de la radiación, desde el suelo a la copa de los árboles.

El proyecto se pondrá en marcha en Minamisoma, una zona muy afectada por el tsunami y el terremoto y ubicada a las afueras de la zona de exclusión alrededor de 16 millas al norte de la planta de Fukushima Daiichi de energía.

Hasta 14 grupos de monos se cree que residen en los bosques de las montañas al oeste de la ciudad de Minamisoma, que es donde el estudio se centrará.


Pienso yo que está muy bien esto, es preferible mandar estos animalitos aveces hasta considerados una plaga ambiental, que mandar individuos de nuestra propia especie humana. Cada especie vela por los de su especie, nosotros no somos la excepción.