Argentina Invirtio en la Ciencia 2.570 Millones y Seguira Cr


Una inversión que alcanzó este año los 2.570 millones de pesos y continuará creciendo, y el énfasis en la ciencia como motor de la inclusión social con un plan para estimular la migración interna de científicos serán metas del ministerio de Ciencia y Tecnología, afirmó hoy el ministro Lino Barañao.

Nos hemos propuesto una meta anual de crecimiento del sistema científico del 10%, lo que implicaría duplicar la cantidad de investigadores en unos siete años, afirmó Barañao durante un balance de gestión en el Polo Científico Tecnológico, en Palermo, al iniciar un segundo período.

Barañao informó que estamos promoviendo la migración interna de investigadores con un plan de radicación dentro del país que cuente con crédito para vivienda y otros incentivos.

Asimismo, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva impulsará estadías parciales de científicos para formar grupos de investigación en las provincias.


ciencia


El plan de federalización representó este año una inversión de 100 millones de pesos para las provincias, derivados a través del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología, Cofecyt.

La inversión es muy importante y vamos a tener un financiamiento que va a seguir creciendo, y esto es convicción de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) y todo el gabinete, enfatizó Barañao.

Con sueldos promedio para Investigador de 13.600 pesos y de 5.300 para Becario del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), el presupuesto del 2011 nacional e internacional fue de 2.570 millones de pesos.

Desde la creación del Ministerio, el presupuesto fue de 1.130 millones de pesos en 2008; 1.760 millones de pesos en 2009 y 2.110 millones de pesos en 2010.

El financiamiento externo para el período 2009-2012 es de 950 millones de dólares provenientes fundamentalmente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Banco Mundial.

El ministro afirmó que un eje central va a ser entender la ciencia como motor de la inclusión, que me parece que es un rol que no se desarrolló en proporción.

No copiemos el modelo de países desarrollados cuando en Argentina hay todavía situaciones de exclusión, con pueblos como los de Jujuy que incluso perdieron tecnologías, como el cultivo en terraza de la época de los incas, y puede incorporar el saber ancestral, ejemplificó Barañao.

En el área de la producción, el ministro mencionó 3.000 proyectos por 676 millones de pesos y 16 nuevas líneas de financiamiento en marcha.

Entre los proyectos, se cuenta el de la producción de proteínas recombinantes para resolver problemas de salud humana y producir localmente medicamentos.

Argentina estableció 21 convenios internacionales de intercambio en investigación con Angola, Azerbaiján, Colombia, España, Francia, Italia, México, Pakistán, Qatar, República Checa, Sudáfrica, Uruguay, Unión Europea y Brasil, protagonizando con este último la relación más intensa.

Las cooperaciones internacionales atienden a la solución de problemas de sectores industriales en el área de la nanotecnología, el diseño industrial y otros.

Con el Politécnico de Milán se hacen análisis de estructuras naturales para estructuras de arquitecturas, mencionó.

En el área de infraestructura, la primera etapa del Polo Científico Tecnológico demandó 129 millones de pesos, con un desarrollo en marcha de la segunda etapa para el Conicet, laboratorios en cooperación internacional, museo interactivo de ciencia y auditorio.

El plan federal demandó 100 millones de pesos para 12 obras, con otras 10 en ejecución, por 25 millones de dólares; en el período, se inauguraron ocho edificios del Conicet y hay 22 nuevas obras en marcha.

Entre las tareas de divulgación de la ciencia, Barañao mencionó el Canal Tecnópolis TV, la 9na. Semana de la Ciencia que se cumplió a nivel nacional, la exposición de innovaciones Innovar, el Encuentro NanoMercosur y los 14 espacios de la cartera científica en la feria Tecnópolis, visitados por multitudes entusiastas de grandes y chicos.