Por sólo 600 pesos se someten a la hidroterapia colónica para embellecer el cuerpo y el alma.


La "enema" nueva moda de los famosos
GATO. "Ayuda a limpiar las cosas negativas"


-¿Hasta cuántos kilos de materia fecal has sacado?

-A veces tres kilos, pero he llegado a sacar cinco.


Ya no son sólo las cirugías plásticas y las largas terapias en el psicólogo. Ahora los famosos recurren a los enemas para embellecer su cuerpo y alma. Artistas, músicos, jugadores de fútbol y políticos de alta gama peregrinan en secreto a Capilla del Monte, Córdoba, para someterse a la hidroterapia colónica. Durante tres días y por sólo 600 pesos, Gloria Beningaza de Hernández les lava sus intestinos con enemas en base a agua, café, yerba, ajenjo, aceites y gotas de ajo para liberar toxinas, bajar de peso y mejorar la piel. Raúl Taibo, Romina Gaetani, Nicolás Repetto, Cristina Alberó, Bruno Gelber, Andrés Percivale, Claudio María Domínguez, Juan Cruz Bordeu, Adolfito Cambiasso, Gustavo Mascardi, las hijas de Carlos Reutemann y Adrián Menem, serían algunas de las celebrities que habrían llegado, en silencio, a este paradisíaco pueblo de las sierras para ver a Gloria.

En la espléndida casa inglesa de Alem 757, nada llama la atención, excepto, que la elegante residencia, que fuera a principios de siglo del actor Enrique Muiño, está tapada por plantas y un enrejado colonial recubierto en chapa negra, que nada deja ver desde afuera. Algo raro en este poblado donde la inseguridad todavía no llegó y la gente muestra sus casas sin miedo. No hay cartel en el chalet, salvo uno pequeño hecho en madera con un sol que dice “Gloria”. El lugar es un remanso. Atrás, atravesando un patio con mayólicas, están las dos salas de hidroterapias colónicas. En la sala masculina hay un cuadro de Cristo que dice “Jesús, tú eres mi mejor amigo”. En la de mujeres, una pintura de Gloria de una diosa y a la altura del colon una leyenda que dice “Limpieza y renovación”.

Luego de una larga experiencia en los Estados Unidos, Gloria llegó a Capilla en 1985 y se convirtió en la precursora de este tipo de tratamientos en Argentina. Hoy en día nadie discute su seriedad. “El tratamiento no es curativo -aclara-. Si un paciente está enfermo, lo mando al médico”. Esta es la primera vez en 16 años que recibe a una periodista en su casa. Lo hace a la siesta, cuando el pueblo duerme. Sabe que el prestigio no se gana con publicidad, sino con el boca a boca. “La persona se acuesta en la camilla quirúrgica de acero, se desviste de la cintura para abajo, se tapa con una toalla, abre las piernas y la cola va pegada a un recipiente cuadrado con un orificio también de acero. Se le pone en el ano una cánula descartable muy finita, que no molesta para nada. Esto va conectado a un caño de plástico que trae el líquido de dos tanques de 25 litros cada uno. Uno de los tanques tiene agua fría y el otro, caliente, aunque uno de ellos puede tener café hervido, yerba, ajenjo, aceites o hierbas del lugar."

-¿Café? ¿Acaso el café no hace mal a los intestinos?

-Es lo mejor para limpiar el colon, es un destapacañerías.

-¿Qué has visto salir?


-Salen mucosidades, parásitos, adherencias, un sapo, una culebra (risas). He sacado dientes y balines. Las modelos acá.. muchos parásitos para adelgazar.

-¿Hasta cuántos kilos de materia fecal has sacado?

-A veces tres kilos, pero he llegado a sacar cinco.

PACTO DE SILENCIO

Nadie conoce como Gloria los secretos de la farándula y el jet set nacional. Pero si hay algo que la caracteriza es la discreción.

-¿Me podés dar el nombre de los famosos que vienen?

-No, acá hay secreto profesional. Hay famosos que llaman con otro nombre y, cuando llegan y les pedimos el DNI, no coincide con la reserva que hicieron.


Culo