Hallada una ardilla “dientes de sable”

Hallada una ardilla “dientes de sable

Un animal similar a una ardilla, con grandes y afilados colmillos prominentes parece sacado de alguna película de monstruos o una historia de ciencia ficción. Y sin embargo, éste es el aspecto que tenía Cronopio dentiacutus, un pequeño mamífero que vivió en la Patagonia argentina durante la época de los dinosaurios, en torno a 96 millones de años en el pasado. Esta nueva especie pertenece a un grupo de mamíferos ya extintos, los drioléstidos, que suponen la conexión evolutiva entre marsupiales y mamíferos con placenta.
Hallada una ardilla “dientes de sable”
Se trata de un pequeño animal, de entre 10 y 15 centímetros de longitud, con un hocico estrecho y un cráneo pequeño y redondeado. A pesar de lo que sus afilados colmillos puedan hacer pensar, se alimentaba de insectos y gusanos. Con esta descripción no es extraño que el autor principal del artículo, Guillermo Rougier, no haya podido evitar comparar su hallazgo con el famoso personaje Scratch, de la saga de películas "Ice Age".
La falta de formas intermedias que conectan las faunas antiguas con las actuales es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la paleontología. El registro fósil no es perfecto, y por ello los especialistas buscan con ahínco los organismos que nos permitan explicar cómo ha evolucionado la vida para dar lugar a la que encontramos en la actualidad.

ardilla dientes de sable
Restos de la ardilla
Este espécimen sirve para llenar un vacío en el registro fósil de unos 60 millones de años, ya que se trata del primer ejemplar encontrado de mamífero del Cretácico tardío. Permite, por tanto, comenzar a entender el papel que jugaban este tipo de animales en un mundo muy distinto del actual, en el que la fauna estaba dominada por grandes saurios y en el que la geografía era muy distinta a la que encontramos hoy en día.
Otra razón de su importancia es el estado de conservación en que se han encontrado. Los cráneos de los mamíferos son frágiles y pequeños, por lo que habitualmente se encuentran fragmentados. La gran mayoría de la información referente a este periodo se basa en dientes, ya que su esmalte es mucho más resistente. De estas piezas se puede obtener una gran cantidad de información, pero la presencia de cráneos completos permite determinar de manera mucho más precisa la biología del organismo.
Los autores del estudio confían en seguir encontrando fósiles de especies endémicas del mismo periodo que contribuyan a clarificar la evolución de estos organismos.

Comentarios Destacados

10 comentarios - Hallada una ardilla “dientes de sable”

@kaoru2 -9
el de la era de hielo
@cdf91 +3
kaoru2 dijo:el de la era de hielo


SI.Los dos que te votaron negativo no tienen idea.

ardilla grande