link: http://actualidad.rt.com/swf/player.swf?file=http://actualidad.rt.com/images/publications/23/video_issue_34067.flv


Los católicos de todo el mundo celebran la Nochebuena. Millones de creyentes de más de 100 países asisten a varias misas y eventos festivos con motivo de la Navidad.

El centro de la fiesta para Oriente Medio es la Iglesia de la Natividad en la ciudad de Belén, donde el patriarca latino de Jerusalén ofició la misa de medianoche. Esta localidad atrae cada año a miles de peregrinos y turistas, que celebran la Nochebuena en el lugar donde nació Jesús.

Para los países occidentales, los festejos principales se dan en la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano, donde el Papa Benedicto XVI realizó el oficio divino navideño.

Mientras tanto en Taiwán tiene lugar un desfile festivo multitudinario, acompañado con gimnastas y cientos de personas disfrazadas de Santa Claus.

En Moscú, pese a que la mayoría de los creyentes son ortodoxos, los católicos celebran la Nochebuena en su catedral principal de la ciudad. Esta vez muchos católicos la han ido celebrando en las diferentes iglesias que hay en todo el país. En la capital rusa la gente ha ido hasta la iglesia de la Inmaculada Concepción.

Hasta este lugar han ido cientos de católicos y la iglesia ha estado completamente repleta de personas que no han querido perderse la liturgia con la que se da la bienvenida a la Navidad católica. Así la gente ha conmemorado el nacimiento del niño Jesús. En la iglesia se han ofrecido diferentes liturgias, no solo las habituales en Rusia, sino también las que se dan en Polonia. Asimismo, se ha dado la bienvenida a la medianoche con la Misa de Gallo.

"Deseo que todos tengamos bendiciones y mucha fe en Dios porque sin él nuestra vida sería vacía", señaló un moscovita.

Pese a que Rusia es un país principalmente de fe ortodoxa se calcula que en Moscú hay más de 50.000 católicos, una cifra que va en aumento y esto se debe a que cada vez son más los extranjeros que por motivos laborales se trasladan hasta la capital rusa.

Mientras tanto los ortodoxos esperan este día un poco más tarde, ya que la religión ortodoxa se rige según el calendario juliano, por lo que celebran la Navidad el 7 de enero.