Enojo inglés por el apoyo de EE.UU. a la negociación

El apoyo del gobierno norteamericano al reclamo argentino que prevé la negociación de la soberanía de las Islas Malvinas, en el marco de la OEA, desató la furia de los analistas británicos.

Enojo por el apoyo de EE.UU. a la negociación de malvinas

El apoyo que el gobierno de Obama le dio a la Argentina en el marco de la OEA, sobre la recomendación a Gran Bretaña de iniciar negociaciones por la soberanía de Malvinas, ha provocado un fuerte enojo entre algunos analistas ingleses, que califican a la posición norteamericana como un "enorme insulto a Gran Bretaña".

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una declaración que pide las negociaciones entre el Reino Unido y la Argentina sobre la "soberanía" de las Islas Malvinas, que fue consensuada entre todos los representantes que integran dicha organización, incluso los de Estados Unidos.

Ello provocó la reacción de analistas ingleses, como Nile Gardinder, de la Heritage Foundation, quien aseguró que los EE.UU. deberían al menos mantenerse “neutrales” en la cuestión Malvinas.

"La soberanía británica sobre las islas no es un problema para la negociación. ... Esto es una bofetada en la cara al mejor amigo y aliado de Estados Unidos ", se quejó Gardiner, acusando a la administración de ponerse del lado de Venezuela y otros en contra de su “amigo”. "Esta es una política exterior extravagante", añadió Gardiner, quien también es el director del Centro Margaret Thatcher por la Libertad.

La administración Obama dejó en claro a principios de 2010 que apoyaría las llamadas para las negociaciones sobre las islas. En una conferencia de prensa en Buenos Aires con el presidente de Argentina en marzo de 2010, la secretaria de Estado Hillary Clinton dijo que estaba de acuerdo con Argentina que las dos naciones deben "sentarse y resolver los problemas entre ellos."

A partir de ahí, EE.UU. dio su respaldo implícito al documento de la OEA que reclama el diálogo, el cual ratificó nuevamente la semana pasada en una conferencia en El Salvador. La última declaración, que se refiere a las islas como las Islas Malvinas, llamadas para explorar "todas las vías posibles para la solución pacífica del conflicto" y la reanudación de las negociaciones de soberanía "tan pronto como sea posible."

Sin embargo, desde la Embajada británica en Washington se aseguró que "la posición de EE.UU. desde hace mucho tiempo no ha cambiado. El gobierno de EE.UU. reconoce [la soberanía] del Reino Unido en las Islas Malvinas", dijo un representante de esa Embajada a FoxNews.com. "Estamos en contacto regular con los EE.UU. sobre este tema, como en tantos temas, y esperamos que el diálogo continúe".

Además, desde el gobierno de facto de las Malvinas se expresó decepción por la declaración de la OEA: emitió un comunicado en el que se afirma que "la cuestión de la soberanía no es negociable".malvinas