Benedicto XVI: "La familia es la primera escuela de oración"

Benedicto XVI: "La familia es la primera escuela de ora

El papa Benedicto XVI dijo hoy que "la familia es la primera escuela de oración" porque en ella "los niños desde la más tierna edad puedan aprender a percibir el sentido de Dios, gracias a las enseñanzas y al ejemplo de los padres".

El papa pronunció su catequesis en la tradicional audiencia de los miércoles, la última de 2011 que reunió a unos 7.000 fieles y peregrinos en la Sala Nervi del Vaticano.

El Obispo de Roma recordó en sus catequesis algunos episodios de la vida de los Evangelios sobre la vida de Jesús como el de su presentación en el templo o el de Jesús con 12 años entre los doctores del templo de Jerusalén para subrayar cómo "el misterio cristológico, el misterio de la existencia cristiana está íntimamente fundado sobre la oración".

El papa Ratzinger aseguró que la "Familia de Nazaret" fue "el primer modelo de la Iglesia en la cual, alrededor de la presencia de Jesús y gracias a su mediación, se viven todas las relaciones filiales con Dios, que transforma también las relaciones interpersonales".

Para Benedicto XVI, la "Santa Familia es icono de la Iglesia doméstica llamada a rezar unida" porque aquella casa es una escuela de oración, donde se aprende a escuchar y a descubrir el significado profundo de la manifestación del Hijo de Dios, siguiendo el ejemplo de Jesús.

"Una educación auténticamente cristiana -dijo- no puede prescindir de la experiencia de la oración y si no se aprende a rezar en familia, será después difícil colmar este vacío".

El Papa exhortó a los cristianos a "redescubrir la belleza de rezar unidos", como una familia, en la escuela de la Santa Familia de Nazaret.

Después, Benedicto XVI saludó en varias lenguas y al hacerlo en castellano se dirigió, en particular, a los fieles procedentes de la diócesis de Girona (España), acompañados por su obispo, Monseñor Francesc Pardo, así como a los demás grupos venidos de España, México y otros países latinoamericanos.

"Invito a todos -aseguró el papa en castellano- a descubrir la belleza de rezar en el seno del hogar, asiduamente y en espíritu de comunión, siguiendo así el ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret".

EFE