Más de diez mil personas se manifiestan contra ultraortodoxos

En Israel están hartos de los ultra-ortodoxos
¿porque sonríe la chica de la foto?

La agresión de un judío ultraortodoxo a una niña de ocho años, y los subsiguientes enfrentamientos con la prensa y la policía han conllevado a que miles de personas se manifiesten contra los ultraortodoxos en la ciudad de Beit Shemesh en Israel.

Se espera que más de 10 mil personas marchen en Beit Shemesh en contra de la exclusión de las mujeres y de la violencia contra las jóvenes y niñas por parte de ultra ortodoxos judíos (haredim "temerosos" de Dios). La movilización comenzará a las 18.00 horas cerca de la escuela Orot Banot.

El caso de Naama Margoles, de ocho años de edad, inmigrante de Estados Unidos, se convirtió en uno de los focos de atención, luego que el Canal 2 de la televisión trasmitiera imágenes de la niña desafiando el diario hostigamiento de los extremistas haredim cuando se dirige a la escuela. Su familia religiosa teme que salga a la calle después de que un ultra ortodoxo, que está en libertad bajo fianza, la escupiera por considerar que no iba vestida con suficiente modestia.

El periódico Haaretz señala que la marcha estaba programada originalmente en el patio de la escuela; pero el lugar fue cambiado debido a amenazas de extremistas ultra ortodoxos, según los organizadores de la protesta.

El diputado Jaim Amsallem, del partido ultra ortodoxo sefardí Shas, visitó la casa de la familia Margolese y participó en el encendido de la vela de Hanuká. Amsallem regaló a Naama un sidur (libro de oraciones), donde escribió como dedicatoria: "Cuando caminas a la escuela, una nación entera marcha contigo".

El intendente de Beit Shemesh, Moshe Abutbul, también pidió visitar a la familia; pero los Margolese rechazaron firmemente el pedido, a pesar de los numerosos pedidos de los funcionarios de la municipalidad.

Mientras tanto, la violencia continuaba en Beit Shemesh, en tanto que grupos de ultra ortodoxos chocaron con oficiales de la policía y atacaron a dos equipos de noticias de televisión. Al menos seis personas fueron detenidas.