Venden la casa en la que murió el narco Pablo Escobar

Venden la casa en la que murió el narco Pablo Escobar


biografia


Pablo Emilio Escobar Gaviria nació en Medellín (Colombia) en el seno de una familia de clase media. Su hermano mayor, Roberto, lo consideraba un buen hermano, una persona amable, simpática e inteligente: alguien que llegaría lejos. El joven Escobar era ambicioso y soñaba con ser presidente de Colombia. Desafortunadamente, empezó a canalizar su ambición de la manera equivocada y pronto se vio involucrado en pequeños timos y chanchullos que cometía junto a su pandilla en las calles de Medellín.

Existían rumores infundados de que Pablo, estando todavía en el colegio, robaba lápidas en los cementerios locales para después borrar los nombres y vendérselas a los contrabandistas panameños. Lo cierto es que Escobar hacía lo que fuera con tal de ganar dinero: a los 20 años traficaba con cannabis y era hábil robando coches; así empezó a hacerse famoso en el mundo del hampa de Colombia.

Apenas consumía alcohol, solo cerveza, y no fumaba cigarrillos, aunque se aficionó al potente cannabis colombiano, hábito que cultivó hasta el mismo día de su muerte.

Tráfico de cocaína


En los primeros años de la década de los setenta, Escobar se introdujo en el tráfico de cocaína. Empezó a comprar pasta de coca de gran calidad procedente de Bolivia y Perú, que convertía en cocaína y transportaba a Estados Unidos para su posterior distribución. Conforme su negocio de narcotráfico crecía, necesitaba más mano de obra. Decidió así colaborar con otros grupos de delincuentes de la zona y juntos formaron el cártel de Medellín. Cuando el famoso narcotraficante Fabio Restrepo fue asesinado en 1975, Escobar pasó a ser el jefe del cártel y, su hermano Roberto, se encargó de llevar las cuentas. Se cree que Pablo orquestó el asesinato de Restrepo precisamente con ese propósito.

Escobar parecía tener debilidad por las jovencitas y, a los 26 años, se enamoró de una chica de 15, María Victoria Henao Vallejo. Para poder casarse, en 1976, tuvieron que obtener el visto bueno del obispo. La pareja tuvo dos hijos, Juan Pablo y Manuela. Su matrimonio duró hasta que Escobar falleció, aunque se sabía que este tuvo múltiples amantes, en su mayoría chicas menores de edad.

Escobar hacía lo que quería en cada momento y, a menudo, no dudaba en matar a cualquiera que tuviera el valor de oponerse a su voluntad. De esta forma, su poder aumentaba y se le relacionó con multitud de secuestros y asesinatos a lo largo de los años. Pero también tenía una cara afable. Gracias a su creciente riqueza y a su influencia, gozaba de un cierto grado de popularidad y de prestigio político. En 1982, Escobar resultó elegido por el Partido Liberal para la Cámara de Representantes del Congreso de la República de Colombia. Además, patrocinó diversas obras benéficas y clubes de fútbol en la zona de Medellín.



Robin Hood


Escobar, del que su hermano Roberto decía que era un Robin Hood moderno, costeaba a menudo la construcción de viviendas sociales, así como otras necesidades que la gente pobre del vecindario pudiera tener. Aparentemente, se trataba de una imagen que Escobar esculpió meticulosamente y a la que dio publicidad en su propio periódico. Esto le aseguró protección por parte de muchos ciudadanos de Medellín.

La industria del narcotráfico que regentaba Escobar creció hasta tales extremos que se hizo con el control del 80% de la cocaína que se enviaba a los Estados Unidos. Contaba con fábricas propias y una flota entera de aviones y barcos, que incluía dos submarinos dirigidos por radio control. Gracias a esta infraestructura, se estima que Escobar consiguió pasar de contrabando entre 70 y 80 toneladas de cocaína al mes (unas 11 toneladas por vuelo) desde Colombia a Estados Unidos. Para blanquear el dinero proveniente de la droga, el cártel de Medellín tenía bajo su control a una gran cantidad de profesionales corruptos, como banqueros y abogados, y a familiares de estos.

Extradición

En otoño de 1985, la Administración estadounidense aumentó la presión sobre el Gobierno colombiano para que se extraditara a Escobar. Empezó a cundir la sospecha sobre el origen de su enorme fortuna y las autoridades norteamericanas se vieron obligadas a investigar más a fondo. Como era habitual en él, Escobar intentó persuadir a las autoridades colombianas para que crearan una cláusula de no extradición y concedieran, a cambio de abandonar el narcotráfico, amnistía a los capos de la droga. Orquestó una campaña de terror, asesinando incluso a ciudadanos inocentes, lo que provocó que la opinión pública se volviera en su contra y la alianza que existía entre los traficantes de droga colombianos se rompiera.

En 1989, la revista Forbes lo situó en el séptimo puesto de la lista de las personas más ricas del mundo, con una fortuna estimada de 24.000 millones de dólares. A Escobar le encantaba hacer alarde de su riqueza y vivir de forma extravagante. Invirtió gran parte de su dinero en casas de lujo, muchas de ellas, con helipuertos privados. Tenía un numerosos coches, helicópteros y aviones, así como un zoológico privado, para el cual había importado exóticos animales salvajes, y un enorme jardín con cientos de árboles frutales. También era propietario de apartamentos, bancos y grandes extensiones de tierra. Para protegerse, Escobar compró los servicios de otros criminales para que actuasen como su guerrilla particular y llevaran a cabo todo tipo de acciones violentas que él ordenara.

Con el paso del tiempo, Escobar desarrolló un modo más relajado de conseguir dinero con la cocaína. En primer lugar, reivindicó que él era el único responsable del establecimiento y la prosperidad del negocio de la droga en Colombia. Además, afirmó estar involucrado en la batalla para conseguir la anulación del tratado de extradición entre la República de Colombia y los Estados Unidos en 1979. Por estos motivos, Escobar exigió un impuesto a otros traficantes de drogas de su zona, quienes deberían pagarle un porcentaje de sus beneficios.


Mafia


droga


Bogotá, 9 ene (EFE).- La casa en la que murió Pablo Escobar, el jefe del desarticulado cartel del narcotráfico de Medellín, lugar casi obligado en las guías turísticas de esa ciudad del noroeste de Colombia, está en venta, según reveló hoy el diario El Tiempo.
La casa del barrio Los Olivos del sector occidental de Medellín, fue habitada durante dos meses por el entonces "hombre más buscado del mundo", hasta el día de su muerte, el 2 de diciembre de 1993.
Su actual propietario, Omar Restrepo, un importador de maquinaria pesada, la adquirió en 2008.
"Buscaba una casa para remodelar a mi gusto y un señor me presentó al abogado del caso. Cuando íbamos a cerrar el negocio me dijo que tenía que contarme algo, que en esta casa mataron a Pablo Escobar", contó al diario.
Sin embargo, Restrepo compró el inmueble, que permaneció más de 15 años abandonado y en algún momento fue refugio de ladrones y pistoleros.
Escobar murió a manos del llamado entonces "Bloque de Búsqueda", que conformó el Gobierno de César Gaviria después de su fuga cinematográfica de la cárcel "La Catedral" en Envigado, localidad vecina a Medellín.
El jefe del cartel de Medellín cayó, luego de varios disparos, sobre un tejado de esa casa cuando trataba de huir de la operación policial.
Restrepo tuvo que reconstruir la casa después de que fuera desvalijada. Los ladrones se llevaron muebles, baños, cerraduras y hasta el alambrado eléctrico.
"Cambió hasta el alcantarillado, puso pisos nuevos y algunos lujos pero conservando los rasgos generales de apariencia con el fin de que el inmueble no perdiera su valor histórico", señaló.
El nuevo dueño reveló que hace un año, cuando estuvo en el país Sebastián Marroquín, el hijo de Pablo, "lo visitó con otros familiares y trataron de proponer que la vendiera, pero no lo convencieron".
Además, Restrepo comentó que hace poco un canal nacional de televisión, al cual no identificó, dijo que le enviaría una propuesta de compra que aún espera.
"Usted sabe que uno baila por la plata", anotó Restrepo. EFE

Comentarios Destacados

@TranceHipnotico +25
yo la compraria de una, capaz que le quedo alguna bolsa de 50 guardada por ahi

13 comentarios - Venden la casa en la que murió el narco Pablo Escobar

@TranceHipnotico +25
yo la compraria de una, capaz que le quedo alguna bolsa de 50 guardada por ahi
@jdac2 +1
Un capo el tipo ese, cuando era alcalde usaba la guita del narcotràfico para hacer viviendas para los pobres. Un narco bueno era.
@JuanseDR -2
TranceHipnotico dijo:yo la compraria de una, capaz que le quedo alguna bolsa de 50 guardada por ahi

de 50 kgs el hijo de puta le debe quedar
@EliasGamers
aguante la cancion de los redondos me mata el limon yo no entendia porque mierda queria decir la cancion asta que me fije y entendi aguantes los redondos xD
@mune1980 -3
jdac2 dijo:Un capo el tipo ese, cuando era alcalde usaba la guita del narcotràfico para hacer viviendas para los pobres. Un narco bueno era.


por ahi te olvidas de la cantidad de atentados y como crecio la inseguridad y los asesinatos hasta las nubes.
ni hablar de dejar en el mapa a colombia como un pais unicamente dedicado al trafico de drogas.
@SUPERCANN
este narco era el que tenia un mini zoologico en sus campos con hipopotamos que se le escaparon y hicieron cagar una aldea entera?
@_maxdemian_ -1
jdac2 dijo:Un capo el tipo ese, cuando era alcalde usaba la guita del narcotràfico para hacer viviendas para los pobres. Un narco bueno era.


No hay narcos buenos, fue un periodo no mas para mantener una imagen, despues entrando 84 o 85 cuando tenia todo el poder y sabían lo que era y no se animaban a decirle nada, no necesito mas una imagen. Es lo que hacen los políticos también, crean imágenes para esconder su verdaderas acciones, como los fondos de caridad u otros.
@jetraid
Esa no es la casa donde murió, murió en un departamentito pedorro donde se estaba escondiendo. Ese era uno de los ranchitos que tenia.
@colombiaok1
Te dejo puntos por la info del capo, por que si recordamos nuestra historia, aprenderemos a no repetirla
@colombiaok1
jetraid dijo:Esa no es la casa donde murió, murió en un departamentito pedorro donde se estaba escondiendo. Ese era uno de los ranchitos que tenia.


El Compañero tiene razón, la casa donde fue ultimado fue esta

narcotraficantes