La CAME relevó hay 7.981 puestos callejeros que facturan unos $ 1.150 diarios; Flores, Once, Liniers y la calle Florida son las zonas más afectadas
La venta ilegal: un negocio que mueve $ 9 millones por día

esar de las movilizaciones permanentes de los comercios, el año 2011, y particularmente el mes de diciembre, marcó un récord absoluto en venta ilegal. De acuerdo a cifras difundidas por la Confederación Argentina de Mediana Empresa (CAME), los puestos de venta informal, tanto manteros como stands de predios constituidos para tal fin, facturaron durante el último mes del año $ 9,1 millones diarios, alcanzando un total mensual de $ 244,9 millones.

A través de un relevamiento realizado por 17 coordinadores en las principales avenidas de la Ciudad, la entidad que nuclea a los comerciantes relevó que hay 7.981 puestos callejeros, 4.858 manteros y 3.123 stands ilegales, que venden mercaderías por unos $ 1.150 diarios. Con relación al mes de noviembre, en diciembre se sumaron 1.074 puestos más, lo que supuso un crecimiento del 22,1%.

La facturación, por su parte, subió un 33,2% con $ 4 millones más de ventas diarias de los manteros y $ 5 millones de los puestos en predios irregulares.
LAS ZONAS CON MAYOR INFORMALIDAD

La zona más afectada por la venta ilegal es la calle Avellaneda, en el barrio de Flores, dedicada a la venta de indumentaria. Allí a fin de año la CAME relevó 1.435 manteros, casi la misma cantidad que comercios legales y el 29,5% del total, concentrados entre la calle Nazca y la altura del 3600. Los vendedores callejeros ofrecen exactamente los mismos productos que los negocios: joggings, vestidos, remeras, shorts, zapatos, ropa interior.

Los comerciantes de la avenida denuncian que la actividad es propiciada por una organización vinculada a la barra brava del club Vélez Sarsfield y que goza de la complicidad de la policía que, dicen, recibe $ 250 por semana de cada mantero.

La segunda zona es la de Once que aglutina al 16% del total: hay un puesto trucho cada dos comercios legales. Se trata de 778 manteros a los que se les suman 539 stands de ventas repartidos entre una decena de ferias flojas de papeles. Además de indumentaria, en esta parte de la ciudad se venden ilegalmente ojotas, pilas, juguetes, anteojos de sol y de lectura, termos, y hasta frutas.

El epicentro de la venta ilegal es Pueyrredón, entre Mitre y Perón, especialmente en la cuadra de la estación de tren, donde los puestos dejan un angosto corredor para pasar.

El tercer cordón se localiza en Liniers, donde hay unos 679 puestos, un 22% más que en noviembre. Allí la oferta se divide en indumentaria, que se ofrece sobre la avenida Rivadavia, y frutas y verduras, la especialidad de los manteros de origen boliviano apostados sobre la calle José León Suarez.

Es tal la aglomeración de manteros que su mercadería se confunde con la de los comercios, que también disponen sus productos en la vereda.

maradona
EL CASO DE LA CALLE FLORIDA

En el mes de diciembre, el de mayor actividad por las fiestas de fin de año, una medición de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) detectó en la concurrida peatonal 345 puestos que practican el comercio de manera ilegal, cifra que supuso una suba de 59% en relación a la medición de noviembre.

La cuadra más afectada fue Florida al 500, que concentró a 71 puestos, seguida por Florida al 700, con 48 puestos.

Al número enunciado por la CAC hay que sumarle los 200 manteros, en promedio, que se suman los fines de semana, de acuerdo al relevamiento de la CAME.

La mayoría de los puestos manejan elevadas cantidades de mercaderías. Así, por ejemplo, se detectaron algunos con stocks de gafas superiores a las 250 unidades y otros con más de 50 remeras exhibidas.

Los rubros más afectados en esta peatonal son los de "Indumentaria y Calzado", con una incidencia de 36,1%, y "Artesanías", con un 34,4%. Los artículos vinculados con los de "Óptica", "Fotografía" y "Relojería", ocuparon el tercer puesto, con una participación de 6,1 por ciento.

En la peatonal también son moneda corriente las falsificaciones. En lo referente a la ropa y el calzado, las marcas más afectadas son Nike, Adidas y Lacoste. En tanto, en el rubro "Óptica" sobresalen las falsificaciones de Ray Ban e Infinit..