Predicciones 2012: se agitan el fuego, la tierra y el agua
Los movimientos planetarios afectan directamente no sólo a nuestra energía personal, sino también a la de la Tierra y este año podremos observar cómo estos tres elementos cobran fuerza.
Hace unos días me enviaron un video de la princesa japonesa Kaoru Nakamaru, quien dice haber tenido un despertar espiritual a mediados de los ’70 y que a partir de éste tiene comunicación con seres “calificados como Ufo”, situación que la lleva a afirmar que alrededor del 22 de diciembre habrá tres días y tres noches de completa oscuridad… ¿Qué tal? Y yo escribiendo predicciones 2012 tratando de no alarmar y, al mismo tiempo, explicar que estamos en un año clave para elevar la conciencia y cambiar por dentro… En fin.

Si lo que dice la princesa es verdad, en poco tiempo vendría sí o sí un cambio más radical de los que ya está dando señales este mundo y que mencionábamos en las Predicciones 2012 de emol.com.

Dado el panorama local en Chile en torno a la naturaleza con los incendios y volcanes, junto a otros fenómenos en distintos países, que advertimos en esta Guioteca desde 2010 cuando hablamos de Urano y Plutón, esta vez las Predicciones se dirigen a los fenómenos naturales que podemos vivir a contar del 2012 y por varios años -si es que el mundo continúa, ¿no? Habrá que pedirle audiencia a la princesa nipona para saberlo.

Predicciones 2012 : se agitan el fuego, la tierra y el agua
Foto: EFE
La interacción entre Urano y Aries hará que las erupciones volcánicas sean una imagen recurrente este año.

Como muchos conocen, la astrología occidental trabaja con planetas, signos, casas y elementos. Entre estos últimos hay cuatro: fuego, tierra, aire y agua. Quizá lo único que podría mantenerse un tanto –no mucho- más tranquilo este 2012 es el aire.

Fuego inquietante

Desde que Urano se instaló en Aries, en marzo de 2011, la energía del fuego se activó y no se detendrá. Lo dijimos en un par de notas: Urano es un planeta impredecible, rebelde nervioso, diferente, creativo, eléctrico, frío; que trae luz incandescente y sacudidas para que despertemos.

En Aries, primer signo de fuego: intenso, guerrero, ágil, infantil, valiente, activo, irreflexivo, iracundo, confiado, atlético; Urano hace de las suyas y activa toda esta energía tanto en el planeta a nivel físico, como en nosotros en términos colectivo e individual.

Por tanto, el fuego: incendios, tormentas solares, electricidad, lava, y todo lo relacionado a este vivaz elemento está potenciado para bien y para mal, con lo cual se hace urgente tratarlo con más cuidado además de sacarle partido.

Las tormentas eléctricas, los vientos huracanados y tormentas de arena también están muy activos, pues Urano es el dios del cielo (aire) y ahora que está en fuego se torna más enérgico y expansivo, el aire aviva el fuego.

En nuestro cuerpo, que es materia física y vibración (energía) al mismo tiempo, puede darse también la influencia de este emplazamiento astrológico, con más problemas nerviosos, inquietud, dolores de cabeza (Aries rige esta zona y Urano la electricidad de las neuronas, por ejemplo), temas con la sangre y la presión, vértigos, impulsividad, necesidad y ganas de hacer deporte.

Tierra en fase de limpieza

Desde las profundidades el dios del inframundo Plutón hace su aporte instalándose en el serio Capricornio, signo de tierra. Plutón es un planeta lento, profundo, que ve más allá y saca a la luz nuestro lado oscuro; es decir hace limpieza –lo cual implica dolor- y transforma lo que está estancado, sucio, podrido para que lo soltemos y cambiemos radicalmente. Rige también la muerte y el renacimiento.

tierra
Foto: EFE
Ojo con Plutón y su particular relación con los terremotos.

Al estar desde fines de 2008 en Capricornio activa el cambio profundo en la energía de este sólido signo, que es muy concreta, perseverante, lenta, ambiciosa, formal, estructurada, seca, eficiente, tradicional, trabajadora, autoritaria, paciente.

Así, este 2012 trae más actividad volcánica (lo guardado por décadas tiene que salir, explotar y limpiarse), terremotos –junto con Urano- para que el planeta y la humanidad se sacudan de lo antiguo, de lo rígido; deslizamientos de tierra, actividad en las montañas, temas subterráneos como nuevas, mejores o polémicas (Plutón tiene ojo crítico) extracciones de minerales y actividad subterránea tanto natural como descubrimientos, por ejemplo. El petróleo y el carbón, regidos por Plutón, sufrirán cambios positivos y negativos que pueden ser radicales e intensos a partir de este año.

En nuestro cuerpo Capricornio tiene todo que ver con los huesos, las rodillas, el paso del tiempo, la melancolía. Todo eso puede potenciarse como obstáculo –a Capricornio le encantan las piedras de tope- y tenemos la gran oportunidad de mirar más allá en temas físicos para descubrir las causas emocionales de cualquier dolencia en éstos y así sanar desde la profundidad el origen emocional o psicológico de lo manifestado a nivel físico.

Aguas profundas

A la danza entre Urano y Plutón se les une nada menos que Neptuno, el dios del mar, que entra con todo a las aguas profundas de Piscis, después de más de 160 años en que no visitaba a este signo, su espacio natural donde podrá navegar a sus anchas a contar del 4 de febrero de 2012.

Neptuno y Piscis corresponden a una energía profunda, intuitiva, sensible, musical, víctima, sacrificada, imaginativa, evasiva, engañosa, diluida, compasiva, servicial, subjetiva, empática.

fuego
Foto: EFE
La combinación de Neptuno y Piscis traerá más inundaciones este 2012.

Este aspecto es agua + agua, por lo tanto se prevé mucho tema con este elemento. Encima en la astrología china el 23 de enero 2012 comienza el año del dragón de agua.

Desde este año y por unos cuantos podremos tomar mayor contacto y conciencia del agua y para ello Neptuno en Piscis puede traernos inundaciones, océanos agitados, lluvias intensas o inusuales, zonas de fuertes sequías, salidas de ríos, aluviones. También una valorización del agua no sólo como fuente de vida, sino también como elemento sanador, motivo de investigaciones y descubrimientos.

En nuestro cuerpo primero pueden potenciarse enfermedades pandémicas, pues Neptuno y Piscis quieren que nos unamos y entendamos que todos somos uno, que nos afectamos, que somos iguales y que dependemos uno del otro. Piscis rige los sistemas inmune y linfático, los pies, los líquidos y fluidos del cuerpo, el inconsciente colectivo y la conexión espiritual más sutil. Por tanto, las capacidades intuitivas pueden aumentar y también podrían darse más descubrimientos con las áreas del cuerpo mencionadas.

Como vemos el 2012 ya se asoma intenso e inquieto, dándonos la oportunidad de mirar –y tratar- a la naturaleza como un sabio ser viviente que, tal como nosotros, está en proceso de cambio, depuración y evolución.