CNU Mar del Plata 5

La Universidad en tiempos agitados
La licenciada María del Carmen "Coca" Maggi (28) fue asesinada en 1975 durante el conflictivo proceso de integración de las dos universidades que funcionaban en Mar del Plata. En esta nota, los antecedentes históricos que desembocaron en el trágico desenlace.

En 1958 el obispo Enrique Rau creó el Instituto Universitario Libre, convertido luego en Universidad Católica Stella Maris. Allí funcionaban Agronomía, Derecho, Filosofía (con los Departamentos de Historia y Letras) y la Escuela de Enfermeras. Se trataba de un establecimiento de educación privada que dependía del obispado y tenía su sede en Pasaje Catedral 1750 además de varios anexos.
En 1961 el gobierno bonaerense creó la Universidad de la Provincia con sede en Mar del Plata, que desde su inauguración funcionó en el edificio de 25 de Mayo y San Luis. Sus primeras facultades fueron Ciencias Económicas y Arquitectura y Urbanismo.
Al promediar la década del 70 comenzó el proceso de nacionalización de la Universidad Provincial y su integración con la Católica, coyuntura que se convirtió en otro terreno de confrontación entre la derecha y la izquierda peronista.



La Universidad Católica vivía en el año 1973 la breve primavera de la izquierda alineada en el peronismo. La escena corresponde a los festejos por la asunción del abogado Hugo Grimberg.
La llegada de Pironio
El 26 de mayo de 1972 llegó a Mar del Plata el obispo Eduardo Pironio en reemplazo del fallecido Enrique Rau. Según surge de un fallo de la Cámara Federal suscripto por los jueces Jorge Ferro, Martín Bava y César Alvarez, este religioso "consustanciado con la Teología de la Liberación y el papel social de la Iglesia", conmovió "las estructuras preexistentes" en la Universidad y en la propia Iglesia.
Sus primeras medidas fueron cambiar las autoridades de esa Casa de Estudios en junio de 1973 y reconocer el reclamo de los estudiantes por la gratuidad de la enseñanza, "lo que convirtió a la Universidad Católica en la única Universidad privada gratuita del país...".
El nuevo rector fue el abogado Hugo Grimberg, quien se desempeñaba desde poco antes como presidente del Superior Tribunal de La Rioja.
Lo secundaron en la Universidad la licenciada María del Carmen Maggi (decana de Humanidades), el actual juez federal Mario Portela (decano de Derecho) y el abogado Daniel Antokoletz (secretario general de la Universidad), quien fue secuestrado en noviembre del 76 y permanece desaparecido.
Aquellos días del ´73
Los antecedentes de la asunción de Grimberg aparecen en un artículo de LA CAPITAL (17 de junio de 1973). Su título -"Sintomática puesta en marcha de la Universidad Católica"- hace tácita referencia al momento histórico: el presidente Héctor Cámpora había asumido pocos días antes (25 de mayo de 1973) poniendo fin al régimen castrense autodenominado ?Revolución Argentina?.
El artículo refiere que desde principios de la década se observaban "dos tendencias firmemente expuestas: por una parte la derecha liderada por la "Concentración Nacional Universitaria", que reconocía por sus líderes a un joven abogado, el doctor Piantoni y a dos estudiantes de la facultad: Vigglizzo y Corres".
El asesinato de Silvia Filler (1971) en manos de la CNU interrumpió la proyección política de ese grupo mientras que en la Católica "especie de fortín del sector derechista" creció un movimiento de izquierda "muy cercano a la llamada tendencia revolucionaria del justicialismo". De tal manera, en 1973 los alumnos empezaron a participar activamente, "nucleados en la Juventud Universitaria Peronista (JUP)".
La toma de la Católica
El 1º de junio del 73 el despido de un bibliotecario de apellido Freije "se convirtió en una suerte de símbolo de los afanes reivindicatorios del estudiantado", indica la crónica.
Alumnos de Derecho y de Humanidades tomaron la Católica y en el fragor de las asambleas ampliaron sus reclamos: apertura popular, fin de la educación liberal, reformulación de las carreras y participación de los estudiantes y trabajadores no docentes en el gobierno universitario. Tales demandas coincidían con la transformación propuesta por el Ministro de Educación Jorge Alberto Taiana durante la corta presidencia de Cámpora.
Nuevas autoridades
El movimiento estudiantil precipitó la renuncia de las autoridades universitarias y la asunción, el 15 de junio, del abogado Grimberg, "defensor de presos políticos durante el régimen de la `Revolución Argentina´, miembro de la Juventud Peronista y colaborador del gobernador Bidegain", según reza la crónica.
Al referirse al acto de asunción, el artículo también dejó testimonio de los cambios: "Pocos hubieran imaginado un mes atrás" que la Universidad Católica "podía poblarse alguna vez de consignas altamente revolucionarias" ; para añadir que "un enorme cartelón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y de Montoneros tornaba aún más clara la posición".
Tiempos agitados
Los hechos en la Católica se ajustaban a una modalidad extendida. Tras la asunción de Cámpora, la militancia peronista comenzó a tomar dependencias públicas en todo el país para exigir nuevas autoridades. Esos actos se denominaban ?intervenciones? y en el ánimo militante significaban la recuperación popular de tales espacios ?para evitar el continuismo? del régimen anterior.
El 31 de mayo de 1973 ?un día antes de la toma de la Católica- la JUP había ?intervenido? la Universidad Provincial en demanda de un nuevo rector. El gobierno bonaerense, simpatizante de la "Tendencia Revolucionaria" satisfizo el reclamo con la pronta designación del sociólogo Julio Aurelio, actual presidente de la famosa consultora.
Del ´56 a Trelew
Entre mayo y junio fueron ?intervenidos? en Mar del Plata los dos hospitales, el INE, Entel y el Teatro Auditorium.
Las dependencias ocupadas sufrían el cambio de sus nombres oficiales por otros que resultaran emblemáticos a los actores de la toma. La izquierda invocaba la Masacre de Trelew, ocurrida menos de un año antes (22 de agosto de 1972) y la derecha, remontándose a los fusilamientos del 56, reivindicaba a su víctima más notoria: el general Juan José Valle. Así se llamó LU6, que fue ?intervenida? por militantes de la CNU y de la Alianza Nacionalista.
Las crónicas reportan incidentes entre la derecha y la izquierda en su competencia por ocupar escenarios. Pocos días más tarde (20 de junio de 1973) se produciría la ?Masacre de Ezeiza? en torno a otro escenario en disputa: el que no pudo ocupar Perón al retornar de su largo exilio.
Libres por la amnistía
El 31 de mayo hubo otro desenlace importante: los acusados por el crimen de Filler fueron beneficiados por la amnistía decretada por Cámpora seis días antes. Varios de ellos aparecerían implicados posteriormente en el crimen de "Coca" Maggi y en otros homicidios atribuidos a la CNU.
En repudio a su liberación, 250 estudiantes realizaron una manifestación que coincidió con la toma de la Facultad de Derecho, frente a la cual hubo un cruce de disparos.
El rol de "Coca" Maggi
Grimberg, flamante rector de la Universidad Católica, concurría esporádicamente a la ciudad debido a sus ocupaciones en La Rioja. El secretario general, Daniel Antokoletz, no tardó en recibir amenazas y se trasladó a aquella provincia para trabajar con Grimberg. La licenciada Maggi ocupó su cargo y ?comenzó a tener un lugar central no sólo en la conducción de la Universidad sino también en la defensa del nuevo proyecto universitario", indica el fallo.
"Sus compañeros relatan que la licenciada no tenía participación en las agrupaciones políticas, pero que era una militante social que llevó adelante todo el proceso de transformación de la Universidad". Por tal motivo se negaba a percibir salarios por sus cargos directivos y se sustentaba dando clases en el Colegio La Sagrada Familia, la Escuela Nacional de Comercio y el Instituto Minerva.
Cambios abruptos
En septiembre de 1973, tras el asesinato de José Ignacio Rucci, se observaron los primeros aprontes de "depuración ideológica" en el peronismo, al extremo que el Consejo Superior del partido declaró la "guerra abierta a la infiltración marxista".
La situación se agravó el 19 de enero de 1974 cuando el ERP intentó copar con cruento saldo el Regimiento de Caballería Blindada de Azul. El presidente Perón, al hablar por Cadena Nacional, culpó al gobernador Bidegain de incapacidad, desaprensión o "como se sospecha", de "tolerancia culposa". Luego lanzaría la proclama de "aniquilar cuanto antes este terrorismo criminal"... "en la lucha a que dé lugar."
Bidegain se vio obligado a renunciar y en su reemplazo asumió el vicegobernador bonaerense y tesorero de la UOM, Victorio Calabró, hombre entroncado en la ortodoxia peronista. Así "se abrieron espacios institucionales para que sectores vinculados a la CNU comenzaran a imponerse en el proceso de integración entre las dos Universidades", indica la Cámara Federal.
La llegada de Arrighi
El 12 de marzo de 1974 el doctor Pedro Arrighi asumió como rector-interventor de la Universidad Provincial en reemplazo de Julio Aurelio. Lo hizo, según LA CAPITAL, en un ?acto reservado y sin anuncio previo? al que asistieron autoridades de la CGT local. Ese día también fue puesto en funciones el nuevo secretario general de la Universidad, doctor Francisco Domínguez Journet, quien en la crónica aparece mencionado como ?funcionario del Ministerio de Bienestar Social?, área comandada por José López Rega.
Crónicas posteriores lo ubican a Arrighi visitando al Jefe de la Unidad Regional y reuniéndose, siempre en carácter de visitante, con representantes del verticalismo peronista (CGT y 62 Organizaciones) para ?acercar la universidad al pueblo?, según afirmaba el flamante rector.
Designación frustrada
El 13 de abril, mientras el gobernador Calabró se hallaba en Mar del Plata, tomó estado público que Arrighi se aprestaba a designar al abogado peronista Jorge Aguilera como ?delegado organizador? de la Facultad de Derecho. Inmediatamente los alumnos tomaron la Católica y se opusieron a tal designación, sosteniendo que Aguilera pertenecía a la CNU.
El abogado declinó el cargo antes de asumir, revés que produjo un malestar tan notorio como las dos solicitadas que aparecieron en LA CAPITAL el 18 de abril. Una de ellas, firmada por la CGT, 62 Organizaciones, CNU, Sindicato de Abogados Peronistas, Comando de Organización y otros organismos afines, expresa su solidaridad con el doctor Aguilera ?ante los agravios de los personeros de la violencia?. Además, acusa al obispo Pironio y al ministro de Educación de la Provincia, Alberto Baldrich, de ?convalidar con su silencio la actuación de estas bandas marxistas?.
La otra solicitada fustiga a los ?agitadores marxistas disfrazados de peronistas (JUP) que ocupan la facultad? y lleva la firma del ahora prófugo Raúl Viglizzo en representación de la CNU.
Conversación grabada
La licenciada Maggi era quien afrontaba en ese contexto las negociaciones con Arrighi para integrar ambas Casas de Estudio. Según los convenios, la Universidad Provincial debía crear las carreras que se dictaban en la Católica, incorporar a los alumnos sin condicionamientos y emplear a su personal docente y no docente.
Abunda material periodístico sobre las diferencias que se plantearon entre Arrighi y el Obispado en medio de acusaciones cruzadas por el fracaso de las negociaciones.
Según consta en la causa, durante una reunión con Maggi, el rector Arrighi se expresó en tono amenazante ("esto se va a solucionar por las buenas o por las malas", al tiempo que lanzó improperios contra Pironio. La joven logró grabar parte de esa conversación y presentó tal prueba ante las autoridades eclesiásticas, quienes publicitaron el incidente y elevaron quejas al gobernador.
El "obispo rojo"
Se da por cierto que el incidente con Maggi marcó el final de la gestión de Arrighi, a quien el gobernador Calabró le habría pedido la renuncia en la segunda semana de abril de 1974. Los artículos periodísticos de la época sugieren que el rector desoyó tal pedido y continuó en el cargo hasta que lo cesantearon el 22 de abril.
La semana final fue la más pública y explosiva de Arrighi: dejó sin efecto el convenio integrador, publicitó sus diferencias con el Obispado y aseguró que Pironio había intentado venderle la biblioteca de la Católica a un precio exorbitante. También ofreció una conferencia en el Teatro Ruperto Godoy donde lanzó graves acusaciones que el Obispado no tardó en desmentir.
El traspié en Mar del Plata no tronchó la línea ascendente de Arrighi, que pronto fue designado interventor de la Universidad de La Plata y más tarde -en agosto de 1975- ministro de Educación de la Nación durante el gobierno de Isabel.
Además, su ida "provocó una inmediata reacción del sector desplazado que inició una campaña de difamación de monseñor Pironio en toda la ciudad con pintadas y panfletos que lo tildaban de "obispo rojo" y lo relacionaban con los Montoneros. Comenzaron las amenazas personales a monseñor Pironio, al Dr. Grimberg y a la Lic. María del Carmen Maggi", indica el fallo.
La ?Misión Ivannisevich?
Después de la muerte de Perón (julio del 74) se impuso a nivel nacional una política universitaria que arrasó el plan de Cámpora y terminó con la gestión de Taiana. Ese trance comenzó el 13 de agosto de 1974 con la designación de Oscar Ivannisevich como ministro de Educación de la Nación.
La Cámara Federal encuadra su gestión en los siguientes lineamientos: restricción de ingreso, prohibición de actividades gremiales y políticas, nombramiento de agentes de seguridad para controlar a los alumnos, cesantía de docentes con ideas progresistas o de izquierda "y el accionar clandestino e impune de grupos paraestatales".
De tal manera, "elementos de la CNU se instalaron en la estructura de la Universidad Provincial de Mar del Plata para definir a su favor el proceso de nacionalización e integración con la Universidad Católica".
Los cuadros de la CNU
Entre noviembre del 74 y mayo del 75 varias personas vinculadas a la CNU fueron contratadas, en su mayoría para cumplir tareas de "vigilancia y preservación del patrimonio" en la Universidad. Según surge de la causa, la nómina fue ésta:
- Mario Durquet (24 años al momento del hecho). Actualmente está detenido.
- Carlos Hugo González (22), alias,"Flipper". Murió violentamente en noviembre de 1975.
- Fernando Federico Delgado (25). Prófugo.
- Roberto Justel (22): Imputado actualmente de asociación ilícita. Se encuentra en libertad.
- Eduardo Salvador Ullúa (22): Prófugo.
- Daniel Ullúa. Acusado de asociación ilícita, se encuentra en libertad.
-Juan Pedro Asaro (23). Prófugo.
- Juan Carlos Asaro (20) (hermano del anterior). Acusado de asociación ilícita. Está en libertad
- Fernando Alberto Otero (22). prófugo.
- Ricardo Alberto Oliveros (23): Acusado de asociación ilícita. La Justicia pidió informes a España para confirmar o desestimar la versión de su fallecimiento.
En la causa judicial hay testimonios referidos a los controles que ejercían los custodios (identificación, revisación de carpetas, etc.) e incluso a la existencia de un espacio físico dentro de la Universidad donde algunos de ellos fueron golpeados.
Legajos sospechosos
Al analizar los antiguos legajos de aquellos empleados, los jueces observaron faltante de fotografías, falsedad de números de documento y domicilios, sucesiva renovación de contratos en distintas funciones e invocación de la sede de la CNU como domicilio particular. Todo ello, a criterio de los magistrados, confirma la "finalidad delictiva orientada a la persecución y eliminación de opositores políticos".
Un informe de inteligencia de Prefectura (15 de mayo de 1975) se refiere al montaje de un singular plan de seguridad en la Universidad Provincial: policías provinciales y federales fueron registrados como celadores y conformaron un plantel que estaba "reforzado por la guardia permanente de la CNU".
Los cargos jerárquicos
En la misma época "otras personas vinculadas a la Concentración Nacional Universitaria ocuparon cargos jerárquicos en la misma casa de estudios". La nómina de profesionales y los cargos que ocuparon es la siguiente:
- Dr. Gustavo Demarchi: Coordinador Docente de la Universidad Provincial. Está detenido en Colombia en proceso de extradición.
- Dr. Eduardo Cincotta: Secretario General de la Universidad. Un informe de inteligencia de Prefectura (9 de mayo de 1975) lo identifica como" la figura más agresiva para la izquierda, tratándose de un activo militante de la CNU y otras tendencias nacionalistas". Falleció por causas naturales mientras era sometido a proceso por su presunta participación en el aparato represivo después del golpe de Estado de 1976.
-Dr José Luis Granel: Coordinador Docente de la Facultad de Ciencias Turísticas. Luego, decano Normalizador de la misma Facultad . Imputado por asociación ilícita en la Causa CNU. Se encuentra en libertad.
- Dr. Roberto Coronel: Asesor letrado de la Universidad. Imputado por Asociación Ilícita, se encuentra en libertad.
El peronismo ortodoxo había recuperado rápidamente el terreno perdido en la Universidad Provincial e imponía los lineamientos de la denominada "Misión Ivannisevich". La Católica seguía fiel al proyecto iniciado en 1973. El choque definitivo se produciría en 1975.
Fuente: www.lacapitalmdp.com/noticias/La-Ciudad/2011/12/10/203259.htm

Fuentes de Información - CNU Mar del Plata 5

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 326 Visitas
  • 0 Favoritos

0 comentarios - CNU Mar del Plata 5