Los médicos concluyeron que la pequeña no estaría en condiciones de resistir el estado de gravidez.


PARANA, Entre Ríos.- Una nena de 11 años quedó embarazada tras mantener una relación sexual con un chico de 17 años y la Justicia deberá decidir si autoriza un aborto inducido, debido a que en cualquiera de las dos opciones corre riesgo la vida de la menor.

El caso conmocionó a la ciudad entrerriana de General Campos, de donde son la niña y el joven perteneciente al entorno familiar, que por ser menor también es inimputable. Según publicó el diario "Uno", de esa provincia, el caso es muy complejo, ya que los médicos revisaron a la niña y certificaron la "inexistencia de mamas", de vello púbico y concluyeron que presenta un desarrollo óseo en la cadera que hace casi imposible que pueda resistir el estado de gravidez y un posterior parto.

Pero el problema radica en que autorizar un aborto también es peligroso debido a que la pequeña lleva casi tres meses de embarazo, período en el que el riesgo es mucho mayor.

Al enterarse de lo que ocurrió entre su hija y el chico, la madre se presentó directamente en los Tribunales de Concordia y desde desde allí se dio intervención a sus pares de Colón, con el objetivo de pedir la interrupción inmediata del período de gestación. Los funcionarios judiciales hablaron con la menor y la nena los conmovió al contarles que quería "volver a ser como antes".

Por lo tanto, la Justicia se encuentra en un verdadero dilema y para dar el primer paso en su decisión esperará los estudios y análisis solicitados al hospital Delicia Concepción Masvernat, cuyos resultados estarían listos para el próximo lunes o martes.

Mientras tanto, el defensor general del Poder Judicial de Entre Ríos, Maximiliano Benítez, iba a interiorizarse sobre el tema al aprovechar una visita a Concordia por un caso similar en esa ciudad con una niña de diez años.



ACLARACION:CUALQUIER COMENTARIO RELACIONADO A LEXO SERA BORRADO