"El robo de datos a una web de Amazon" (24 millones de usr)


"El robo de datos a una web de Amazon" (24 millone


Zappos es una tienda propiedad de Amazon, que adquirió el negocio en 2009 por 1.000 millones de dólares (790,9 millones de euros). Se trata de una web especializada en ropa, que nació como una iniciativa para la venta de calzado por Internet. El servicio ha ido ampliando su catálogo y su número de usuarios desde su acuerdo con Amazon, pero también ha aumentado el interés de los hackers en acceder a su base de datos.
La compañía ha confirmado el ataque en un correo electrónico que ha enviado a sus clientes. El director ejecutivo de la web, Tony Hsieh, ha firmado un comunicado en el que ha explicado: "Hemos sido víctima de un ciberataque que en el que han tenido acceso a parte de nuestra red interna a través de uno de nuestros servidores en Kentucky".
La intrusión externa ha tenido acceso a datos personales, contraseñas, direcciones de correo electrónico y de facturación, de los 24 millones de clientes del servicio. Sin embargo, no hay indicios de que los hackers hayan podido acceder a los registros de datos bancarios de los usuarios, según ha confirmado la compañía en un comunicado.
Eliminan las contraseñas
Dada la información que han podido recopilar los hackers, desde Zappos han decidido eliminar todas las contraseñas existentes en el servicio como medida de precaución. Además, Zappos ha recomendado cambiar la contraseña en cualquier otra web en la que utilicen los mismos datos de acceso. La compañía ha facilitado un tutorial para el cambio de contraseñas para ayudar a sus clientes en la operación.
Desde Zappos han pedido disculpas a los usuarios por las molestias que pueda ocasionar el incidente y han asegurado que están en contacto con autoridades y cuerpos de seguridad para conocer más detalles del incidente. Se trata de nuevo ataque contra un servicio online que se salda con el robo de datos de miles de usuarios. Recientemente, empresas como Stratfor han sufrido ataques similares, en lo que poco a poco se confirma como una tendencia entre los hackers.