Obama revela plan que busca atraer turistas brasileños

Obama revela plan que busca atraer turistas brasileños

El presidente Barack Obama reveló el jueves un plan para fortalecer el turismo en Estados Unidos que tiene como uno de sus principales protagonistas a Brasil. Su objetivo: acelerar y facilitar el proceso de otorgamiento de visas para que más brasileños lleguen a territorio estadounidense.

EEUU

turistas

brasil

La casa Blanca estima que incrementando el turismo se crearán más de un millón de empleos en el país en la próxima década, y se fortalecerá la economía nacional.

La iniciativa de Obama busca aumentar el turismo de todo el mundo, pero incluye también un plan piloto en el que sólo participan Brasil y China, dos de las economías emergentes con mayor proyección y cuyas clases medias está previsto que crezcan un 274% y un 135%, respectivamente.

"Mientras más personas visiten Estados Unidos, más estadounidenses volverán a trabajar", expresó el presidente al dar a conocer su nuevo proyecto para incrementar el turismo y los viajes en el país.

"Necesitamos ayudar a todos los negocios del país a que crezcan y creen empleos, compitan y ganen. Así es como vamos a reconstruir la economía, y como el trabajo duro tiene su recompensa", aseguró Obama.

El presidente efectuó su anuncio en una visita especial al parque temático Magic Kingdom de Walt Disney World, en las inmediaciones de la ciudad de Orlando, en el área central del estado.

El turismo representó el 2,7% del producto bruto nacional estadounidense y empleó a cerca de 7,5 millones de personas en el 2010, de acuerdo con información oficial.

Las autoridades estiman que por cada 65 turistas que llegan al país, se puede crear un puesto de trabajo relacionado con la industria de viajes y turismo.

La oposición republicana calificó a la visita de Obama como un evento de su campaña electoral.

"El presidente puede hablar sobre turismo desde la Casa Blanca. Nosotros también queremos más turistas en Florida y que la economía crezca, pero el presidente usa cada oportunidad para su campaña electoral", dijo el presidente de la Conferencia Nacional Republicana, Reince Priebus, durante una conferencia telefónica con periodistas.

"¿Por qué no fue a Misisipí, Alabama o Texas? Va a Florida porque es un estado crucial" en la elección presidencial, agregó.

Además de un desempleo superior a la tasa nacional de 8,5%, Florida ha sufrido con especial fuerza la crisis hipotecaria: más de 2% de las viviendas en el estado estuvieron involucradas en remates hipotecarios el año pasado y los propietarios de poco menos de dos millones de viviendas deben más en su hipoteca que el valor actual del inmueble.

Un sondeo reciente de la Universidad Quinnipiac mostró entre votantes de Florida un empate entre el precandidato Mitt Romney, favorito para alzarse con la nominación republicana, y Obama, quien en 2008 alcanzó la victoria en este estado clave.

En promedio, los brasileños gastan más de 5.000 dólares por persona en cada viaje y en el año fiscal 2011 —comprendido entre octubre del 2010 y septiembre del 2011— más de 800.000 brasileños recibieron visas estadounidenses.

En el caso de China, las visas otorgadas fueron más de un millón.

Entre las medidas incluidas en el plan piloto figuran el aumento del 40% de la capacidad de procesamiento de visas de no inmigrantes en Brasil y China.

Las autoridades buscarán también procesar las solicitudes de visa en un período no mayor a tres semanas desde que las reciben.

En el caso de Brasil, el programa piloto facilitaría por ejemplo el trámite de renovación de visas para que las personas que aún la tienen vigente no necesiten acudir a una entrevista con funcionarios estadounidenses, ahorrando así tiempo. Lo mismo aplicaría para los mejores de edad o los ancianos.

La Casa Blanca espera que decenas de miles de brasileños y chinos resulten beneficiados con estas medidas.

Algunos turistas brasileños como Lilian Lara y Lindbergh Souza acogieron felices los cambios en los procedimientos de otorgamiento de visas para su país mientras caminaban por las calles de Disney algunas horas antes de que Obama hablara.

"Va a mejorar mucho las cosas", expresó Lara, una estudiante de 22 años oriunda de Sao Paulo que está haciendo una pasantía en el parque durante el verano de su país.

Souza explicó que el proceso para obtener una visa era costoso (500 dólares), y consumía tiempo, especialmente para los brasileños que no viven cerca de los consulados en Río de Janeiro y Sao Paulo.

"Todo el proceso me llevó seis meses", manifestó Souza, que estaba contenta con los esfuerzos del presidente de acelerar el proceso de otorgamiento de visas para brasileños y chinos.