La libreta de racionamiento, que abastece a los cubanos de alimentos subsidiados, cumple 45 años, recordó la prensa local, que la consideró "insustituible" aunque reconoció que parte de la población la considera "obsoleta".

Cuba: Tarjeta de Racionamiento


"Aunque para algunos cubanos la libreta de abastecimiento hoy es algo obsoleto, dadas sus posibilidades económicas (...), para la mayoría sigue siendo la forma fundamental de mantener una distribución lo más justa posible", señaló la Agencia de Información Nacional (AIN).

El medio oficial señaló que la libreta es "insustituible" y un sistema de distribución "equitativa",que comenzó a aplicarse a inicios de los años 60 cuando empezaron a escasear alimentos y productos de aseo, entre otros, debido al embargo de Estados Unidos, hasta entonces el principal suministrador de esos bienes a Cuba.
El 12 de julio de 1963 se crearon las Oficinas de Control para la Distribución de los Abastecimientos para regular las libretas, las cuales se entregan por núcleo familiar, y actualmente hay 3,6millones para 11,2 millones de habitantes, precisó AIN.

Los cubanos, que devengan un salario promedio de 400 pesos (unos 17 dólares al mes) compran con la libreta una canasta básica subsidiada pero muy insuficiente, y deben adquirir muchos alimentos y artículos a precios altos y en divisas, que obtienen por remesas del exterior, trabajos en empresas extranjeras o estímulos estatales.

Al asumir la presidencia en febrero pasado, Raúl Castro, quien encabeza este viernes la primera sesión parlamentaria de su gobierno, destacó que los productos incluidos en la cartilla significan "millonarios subsidios" que "resultan irracionales e insostenibles" para la economía cubana en las condiciones actuales.


Fuente