Filesonic canceló su servicio de descarga ilegal


La millonaria industria de la piratería digital ya sufre el efecto dominó del cierre de Megaupload y se vaciaron de links. Fileserve eliminó los incentivos a los usuarios que tienen récord de descargas.

Efecto Megaupload, varias paginas cancelan descargas.

Algunos competidores de Megaupload están tomando medidas para no sufrir el mismo destino. Fileserve, uno de los más utilizados, dejó de pagar incentivos a los usuarios que subían contenidos que se descargaban una gran cantidad de veces, lo que promovía el tráfico de contenido con copyright.

Tras el golpe dado a Megaupload, el sitio intenta evitar que su negocio se acabe y quiere poner a resguardo sus millonarias ganancias. Por ello, además, comenzó a eliminar los archivos con derechos de autor subidos a sus servidores.

También Filesonic tomó medidas. Ha desahabilitado las funciones de sharing, por lo que compartir archivos ya no es posible para sus usuarios. Sin embargo, el servicio no ha sido cerrado, ya que los usuarios sí tienen acceso a aquellos archivos que ellos mismos hayan almacenado. Al igual que Fileserve, tampoco abona más incentivos a los usuarios cuyos archivos se descarguen mayor cantidad de veces.

Al igual que Megaupload, se estima que Filesonic está basada en Hong Kong. Teniendo en cuenta la colaboraciópn de las autoridades del país asiático en el caso Mega Conspiracy, facilitando la localización de las cuentas bancarias, es probable que Filesonic haya tomado nota de la situación y reduzca su actividad temiendo el cierre de sus cuentas.

Del mismo modo, el servicio de descargas Uploaded .to ha tomado medidas aún más severas, bloqueando a los Estados Unidos de sus servidores. En ese país, era una de las páginas más populares para subir archivos, y servía de enlance a contenidos de algunos foros y varias páginas españolas muy conocidas.

Según informan medios internacionales, la web colgó un aviso para sus usuarios estadounidenses en el que dicen que sus servicios no están disponibles en dicho país.

Sin embargo, el más duro golpe a la lucrativa industria de la piratería -basta ver la fastuosa vida que llevaba Kim Dotcom para corroborarlo- no pasa sólo por las webs de intercambio de archivos: son los internautas quienes han perdido la confianza y ya no quieren comprar cuentas Premium de ningún servicio por miedo a perder dinero o, incluso, a recibir acusaciones de formar parte de una gran red de pirateo de contenidos.


Rapidshare y Mediafire alertan por bloqueos


Rumores de medios especializados reportan que ambos sitios se plantean cancelar todos sus links de descargas digitales gratuitas en las próximas horas. Buscan evitar medidas legales como las que afectaron a Megaupload


megaupload

Al igual que lo han hecho Fileserve y Filesonic, que cancelaron todos los links de descarga que tenían habilitados hasta el fin de semana pasado, tanto Rapidshare como Mediafire podrían bloquear todos sus links a contenidos protegidos por derechos de autor.


En ambos casos, la intención sería mantener las cuentas premium activas, mientras que las descargas gratuitas serían canceladas.

Tras el cierre de Megaupload, otros sitios de descarga digital están tomando medidas para evitar ser sancionados por los agentes antipiratería del FBI.

Si bien no todos los sitios que permiten compartir archivos dan acceso a links de contenidos ilegales, el caso Megaupload los ha puesto en guardia para diferenciarse de las actividades del multimillonario Schmitz/Dotcom, arrestado en Nueva Zelanda.

Rapidshare busca demostrar que se dedica al mismo tipo de trabajo que hacen Dropbox o el servicio Microsoft SkyDrive, que no dan incentivos por frecuencia de uso -una de las prácticas de Megaupload- y tienen personas responsables conocidas.

El punto difuso es hasta dónde llega la responsabilidad del dueño del archivo -esto es, el usuario que lo pone en una carpeta compartida- y la de la empresa que provee el servicio para que pueda hacerlo.

Muchos comparan esa actividad con la de un banco que provee una caja de seguridad. ¿Es el banco responsable por los objetos o el origen del dinero que su cliente decida conservar allí?

En ese marco, las leyes SOPA y PIPA -cuyo tratamiento el Congreso estadounidense ha pospuesto para febrero- deberían ser fundamentales para "separar la paja del trigo" y permitir que tanto la privacidad como los derechos de autor sean respetados en la web.


pirateria


Taringa! niega estar en la mira del FBI


FBI

BUENOS AIRES.- Luego del cierre de Megaupload, la paranoia se apoderó de los internautas. Las intenciones del FBI de investigar y cerrar Taringa! resonaron fuerte la semana pasada. Sin embargo, los desarrolladores no opinan que haya razones para preocuparse y, por el contrario, desmienten que la Agencia Federal de Investigaciones esté tras sus pasos.

Fue a través de un comunicado que los creadores del sitio argentino desmintieron la persecusión de parte de los Federales. Además, se encargó de aclarar que su actividad y la de sus usuarios no tiene que ver con la piratería.

"Taringa! no está en ’la mira del FBI’. Trabajamos junto a organizaciones que velan por los derechos de autor para atender en tiempo récord cualquier denuncia recibida para eliminar enlaces que violen sus derechos", dice parte del comunicado.

En el informe, el FBI sospecha que Taringa! pertenece o mantiene lazos comerciales con Megaupload, ya que le brindó un total de 72.000.000 de visitas en el período comprendido entre 17 de agosto de 2010 al 16 de septiembre de 2011. Junto a otros sitios, lo acusa de formar parte de una "megaconspiración". Así queda sentado en la página seis de la acusación contra Kim Dotcom, fundador de la extinta web de alojamiento.

Cabe destacar que el sitio argentino no fue condenado ni multado en nuestro país por piratería, aunque sí existe actualmente un proceso penal, que podría llevarlo a juicio. (Taringa! - Especial)