MENDOZA


Un joven grave por el estallido de un petardo en su boca

El chico, de 19 años, estaba en su casa de la localidad de San Martín, a 50 kilómetros de la capital provincial. Está internado en terapia intensiva y con respiración asistida.

Prendió un petardo en su boca y terminó desfigurado



Ni su familia puede explicar cómo ocurrió el accidente. Nelson Ezequiel Agüero (19) sufrió graves lesiones en la cara, el esófago y un pulmón al estallarle un petardo en la boca. El joven encendió el explosivo y se lo habría llevado a la boca, aunque aún no está claro cómo fue ese momento trágico.

Ocurrió cerca de las 3 de la madrugada de ayer. Nelson manipulaba el petardo cuando estaba, supuestamente solo, en una habitación de su casa en el callejón Cánepa, una zona rural del municipio de San Martín; a 50 kilómetros de la capital mendocina.

El estruendo despertó a su hermano que dormía en otra habitación. Pidió auxilio y con la ayuda de los tíos del joven herido intentaron hacerle las primeras curaciones, mientras aguardaban una ambulancia. "Tenía el rostro desfigurado", contó su tío.

Ante la demorada de la ambulancia, decidieron trasladarlo en un auto particular al hospital de San Martín. Ingresó derecho al quirófano: tenía fractura total de mandíbula, pérdida de piezas dentales y daños en el esófago y en un pulmón.

Luego fue trasladado al hospital Central de la ciudad de Mendoza. Allí se le realizó una traqueotomía y permanece con respiración asistida. El último parte del hospital dice que el joven sufrió anoche un paro cardiorespiratorio, fue compensado y permanece en terapia intensiva con respiración asistida.

La Justicia de San Martín comenzó una investigación para esclarecer el hecho. Vecinos comentaron que el joven podría estar atravesando un cuadro depresivo.