EEUU al borde de un ataque de narcos




Cuba podría ser una gran base para el tráfico de drogas hacia Estados Unidos, dado que Washington no mantiene relaciones con la Isla, según estiman los senadores estadounidenses que presiden el comité de control internacional de narcóticos.

Sin embargo, expertos en la materia consideran extraña esta conjetura, ya que EE. UU. precisamente quien bloquea la cooperación con La Habana con sanciones rigurosas.

Más allá de Cuba, los senadores también consideran a Venezuela como uno de los principales pasos del tráfico de droga procedente de Colombia, Bolivia y Perú.

Las declaraciones sobre Cuba fueron formuladas por la demócrata Dianne Feinstein y el republicano Chuck Grassley, copresidentes del comité. "Cuba tiene potencial para convertirse en una gran plataforma de distribución de drogas ilícitas. Sin vínculos diplomáticos directos, nuestra capacidad para cooperar es extremadamente limitada", dijo Feinstein durante una comparecencia ante el Senado.

“Cuba ha buscado durante muchos años mantener una colaboración directa con EE. UU. para prevenir el narcotráfico en el Caribe y es Cuba la que previno el fenómeno de drogas que existía antes de la revolución [cubana]”, opina, sin embargo, la directora del Comité Nacional para la Liberación de los Cinco, Gloria La Riva. “Es necesario obtener la colaboración con Washington y eso es lo que Washington niega”, agrega.

Los nulos esfuerzos estadounidenses por fomentar la colaboración con la Habana quedaron ilustrados por la decisión de Barack Obama de prolongar el embargo económico de la isla, que daña enormemente las finanzas cubanas y le impide comerciar libremente. Mientras tanto, los republicanos exigen ‘mano dura’ contra Cuba en la esfera de la migración.

Chávez y Ahmadinejad, dos 'amigos' que aterrorizan a los senadores

Además de contemplar a Venezuela como un posible paso del narcotráfico, el senador Grassley se mostró preocupado por las relaciones entre Caracas y Teherán, que se fortalecieron tras la reciente gira americana del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad.

“Necesitamos asegurarnos de que los vínculos crecientes entre Venezuela e Irán no desemboquen en que esas rutas sean utilizadas para pasar armas o terroristas, apuntó Grassley.

La Riva cree que esta acusación contra la visita iraní “esconde la razón real de la preocupación de Washington”: el fortalecimiento de las relaciones entre Irán y los países del bloque ALBA.

Además, tales declaraciones son parte de “la propaganda que está creciendo diariamente contra Irán para justificar una posible guerra y las sanciones” que vienen imponiendo EE. UU. y la Unión Europea, opina La Riva.

Lavado de dinero occidental, principio impulsor de narcotráfico

La principal razón por las qué existe el tráfico de drogas es "el lavado de dinero por parte de los bancos occidentales, especialmente de EE. UU. y de Europa”, explica la experta. Según La Riva, para acabar con el tráfico de drogas lo importante es que las entidades financieras de estos países detengan sus actividades ilegales con el dinero de los narcos.

El segundo factor que estimula el narcotráfico es el hecho de que EE. UU. sea un mercado enorme de droga donde el consumo interno no sólo no cesa, sino que aumenta. Según los datos de 2010 unos 22 millones de personas consumió algún tipo de narcótico en EE. UU. Su la fuerte demanda hace que los delincuentes usen cualquiera vía posible para vender la droga.

El pasado mes de diciembre los países latinos en la Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de la Integración Centroamericana instaron a EE. UU. a combatir el consumo interno de drogas para así disminuir el narcotráfico, causante en gran medida de la violencia que azota a la región.

drogas