Israel afirma estar listo para atacar a Irán

guerra

iran

La batalla dialéctica que mantienen Irán e Israel pronto podría traducirse en un enfrentamiento armado. El actual ministro de Defensa y antiguo jefe de Gobierno hebreo, Ehud Barak, dejó claro ayer que la opción militar contra el régimen de los ayatolás «es real y está lista para ser usada», si las sanciones contra Teherán no «alcanzan la finalidad de detener su programa nuclear».
El columnista de 'The Washington Post', David Ignatius, prendió la mecha con un artículo en el que aseguraba que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, cree que «hay una alta probabilidad» de que Israel ataque a Irán en los meses de «abril, mayo o junio». Según Ignatius, que acompañó a Panetta a la cumbre de la OTAN en Bruselas, las preocupaciones de EE UU se fundamentan en que los hebreos no tiene capacidad suficiente para atacar las instalaciones nucleares del régimen de los ayatolás, que se encuentran 200 metros bajo tierra. Pero son conscientes de que su arsenal de misiles ya es capaz de alcanzar, con facilidad, Jerusalén.
Mientras EE UU mantuvo un cauteloso silencio, el Gobierno de Israel no negó esta información y consideró que el país persa está acercándose a una fase «en la que un ataque físico no sería práctico» y «costaría demasiada sangre». El viceprimer ministro, Moshe Yaalon, manifestó ayer que Irán «ha de ser detenido de una u otra manera».
El líder supremo iraní, Alí Jamenei, no dudó en responder a las amenazas de Jerusalén y Washington. En un sermón en la Universidad de Teherán, la principal tribuna política del país, el ayatolá afirmó que Israel «es un tumor canceroso que se debe cortar». Para Jamenei, estas amenazas solo responden al «fracaso» estadounidense contra las argumentaciones de Irán.
En medio de esta situación prebélica, el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, y la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, se reunirán la próxima semana en Washington. En un principio, este encuentro no se iba a realizar, ya que la jefa de la diplomacia de EE UU iba a estar fuera del país, pero el diario hebreo 'Haaretz' informó de que la escalada de la tensión en Oriente Próximo provocó un cambio de planes en la agenda de la antigua primera dama.

estados unidos