Rechazan plan de imponer el inglés como idioma oficial

Rechazan plan de imponer el inglés como idioma oficial


Washington— “Aquí todos los asuntos gubernamentales se hacen en inglés. No necesito que ninguna ley oficial diga que el inglés es el idioma de facto. Todo mundo ya sabe eso”, dijo John Cook, el alcalde de El Paso, Texas, una ciudad fronteriza en donde el 73 por ciento de sus 800 mil habitantes dicen hablar español en el hogar.

Ahora que los congresistas republicanos se acercan a su objetivo de convertir el inglés en el idioma oficial, algunas de las líneas del frente en el debate, como el alcalde Cook, dicen que la idea no les queda clara.

La semana pasada, los precandidatos presidenciales Newt Gingrich y Mitt Romney se arriesgaron al apoyar un proyecto de ley que exigiría que todas las funciones gubernamentales oficiales se realicen en inglés, al mismo tiempo que intentaban atraer a los electores latinos por televisión y radio en español. Los dos aspirantes republicanos notaron en un debate en Florida que les gustaría ver que el inglés se convirtiera en el idioma oficial.

“Creo que el inglés debe ser el idioma oficial de Estados Unidos, y lo es. Creo también que en nuestras escuelas debemos enseñarles a los niños en inglés”, dijo Romney.

Y ahora hay quien cree que los congresistas republicanos están utilizando las iniciativas sobre el idioma para dividir a sus opositores en la contienda presidencial debido a que cuando era senador el presidente Barack Obama votó contra una medida similar, a pesar de que ésta contaba con apoyo bipartidista.

Si bien el movimiento a favor de utilizar únicamente inglés se popularizó durante la década de 1980, y ha surgido en varias ocasiones en años electorales, nunca se ha promulgado ninguna ley que ordene que el inglés sea el idioma oficial.

Quienes apoyan el movimiento dicen que convertir el inglés en el idioma oficial incrementaría la unidad política en base a una comunidad lingüística, mientras que sus críticos sostienen que el movimiento se basa en los temores irracionales a la inmigración.

Pero para las ciudades fronterizas con grandes poblaciones hispanoparlantes, el debate se desarrolla en término reales.

La semana anterior, en San Luis, Arizona, se prohibió contender a una candidata a regidora municipal cuando se decidió que no hablaba suficiente inglés. Al asegurar que su conocimiento del idioma es adecuado para la ciudad fronteriza, cuya población es 98.7 por ciento hispana, Alejandrina Cabrera prometió apelar el fallo del juez.

En cambio, durante la contienda en curso para ser Comisionado del Condado de El Paso, el candidato titular, Willie Gándara Jr., dijo que su rival no estaba preparado para el cargo porque no dominaba bastante el español. Gándara aseguró que hablar español resultaba “importantísimo” para los políticos en una ciudad fronteriza como la suya.

En el 2006, el diminuto poblado de El Cenizo, Texas, declaró incluso al español su idioma oficial, desatando una acalorada discusión al respecto en todo el país.

Pero Cook, el alcalde paseño, dice no ver la necesidad de declarar ningún idioma oficial. De acuerdo a Cook, la vasta mayoría de los habitantes de El Paso son bilingües y hablan tanto inglés como español, pasando de un idioma a otro según sea necesario. Pero todas las funciones gubernamentales se realizan en inglés. Cook, quien es políglota (sabe inglés, español, vietnamita y francés), dice que le gustaría ver a los políticos pasar más tiempo pensando sobre la manera de enseñar un segundo idioma a los estudiantes, y menos tiempo legislando acerca de algo que ya se da en la práctica.

El alcalde cree que el apoyo para con la propuesta se debe al generalizado temor de que Estados Unidos esté cambiando a raíz de la inmigración.

“Hay gente que cree que está siendo amenazado el status quo”, opinó Cook. “Se ve el crecimiento de las poblaciones hispanas alrededor de todo Estados Unidos, y mucha gente se siente incómoda con eso”, añadió.

El congresista republicano por Iowa Steve King, quien presentó el Decreto por la Unidad del Idioma Inglés del 2011, dijo mediante comunicado que establecer el inglés como idioma oficial para las funciones gubernamentales “alentará la asimilación de todos los inmigrantes ilegales en cada generación”.

“Un idioma común es la fuerza unificadora más poderosa que se conoce a través de la historia”, manifestó King. Más del 90 por ciento de los países poseen un idioma oficial, señaló, diciendo que es la hora de que Estados Unidos se decida por el inglés.

Según ‘U.S. English’, un grupo a favor de promulgar la propuesta de King, a falta de una ley federal 31 estados ya aprobaron sus propias leyes para promover el inglés como su idioma oficial. Esta semana el Comité del Congreso de Missouri promulgó una ley que requerirá que todos los exámenes de manejo se hagan en inglés en la entidad.

En su sitio de Internet, ‘U.S. English’ aplaude los esfuerzos anteriores y propone además poner fin a la “estipulación de boletas bilingües” federal que garantiza que las papeletas elecorales se proporcionen en idiomas distintos al inglés.

King también presentó una iniciativa que anularía las cláusulas bilingües y otra que pondría fin a la práctica de otorgar la ciudadanía como derecho de nacimiento.

En Brownsville, Texas, una población fronteriza que es 90 por ciento latina, los críticos dicen que hacer del inglés el idioma oficial es tanto inncesario como potencialmente perjudicial para los negocios.

Gil Salinas, vicepresidente del Consejo para el Desarrollo Económico de Brownsville, considera que la medida no hablaría bien de Estados Unidos.

“Estamos enviando el mensaje incorrecto al resto del mundo”, dijo Salinas en entrevista con The Huffington Post. “Aquí en Brownsville tenemos muchos negocios con América Latina y sería difícil explicar a los posibles clientes que ahora oficialmente nada más hablamos inglés”.

En las comunidades fronterizas muchas personas dicen que el debate no es tan en blanco y negro como con frecuencia es presentado en la retórica de políticos como el exgobernador de Massachusetts Romney y el ex vocero del Congreso Gingrich (republicano por Georgia).

“Nosotros somos una ciudad bicultural, binacional y bilingüe”, dijo Salinas refiriéndose a Brownsville.

“Claro que utilizaremos el inglés en cuestiones gubernamentales. Pero decir que es el idioma oficial, y decir que no podemos usar un poco de español cuando queramos, eso no tiene sentido

Fuentes de Información - Rechazan plan de imponer el inglés como idioma oficial

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Tags: usa | idioma | impuesto | negro | ingles | en | Obama

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 740 Visitas
  • 1 Favoritos

2 comentarios - Rechazan plan de imponer el inglés como idioma oficial

@agusstin_v8 Hace más de 2 años
No rompan las bolas por favor
@matericotero Hace más de 2 años
+ imagenes