Asaltó una panadería y antes de irse pidió disculpas

Un joven asaltó una panadería de la localidad bonaerense de Altos de San Lorenzo, partido de La Plata, pero antes de escapar tuvo un ataque de sinceridad y piedad y pidió disculpas a las empleadas que sufrieron por unos momentos el terror que impone un revólver en las sienes.

"Disculpen, pero tengo que darle de comer a mis hijos", se excusó el asaltante, según informaron hoy fuentes policiales.

"Ya estamos acostumbradas de tantas veces que nos asaltaron, pero nos llamó la atención que estaba muy nervioso y se disculpaba a cada rato", aseguró al matutino El Día Laura (33), la mujer que estaba en el mostrador en el momento del atraco, según publica 24Con.

De acuerdo a su propio testimonio, el maleante era "joven, de unos 16 o 17 años".

El inusual episodio se registró en la tarde de ayer, poco después de las 14, en la panadería "Los Confititos", ubicada en la calle 72, entre 23 y 24.

El delincuente, tras amenazar a las dos empleadas de la panadería con un revólver, se apoderó del dinero de la caja y escapó. Si bien fue intensamente buscado por las autoridades policiales locales, aún continúa prófugo
.


Panaderia