BUENAS, GENTE!

En las islas Malvinas, ocupadas ilegítimamente por Reino Unido, hay gente de varios países trabajando. Su sustento monetario depende de su actividad en las islas. Muchos se han instalado y amoldado a aquella comunidad isleña británica entre ellos, británicos de Europa (en su mayoría), santaelenos, neozelandeses, chilenos y también algunos argentinos, entre otros. Y no sería extraño que varios de los latinos tomen simpatía por la postura británica sobre las islas.

En estos días, hubo una manifestación de chilenos trabajadores de las islas que se mostraron preocupados por una eventual cancelación de los vuelos de Punta Arenas (Chile) a Malvinas impulsada por nuestro país,Argentina, que afectaría sus actividades. Pidieron al Gobierno de Sebastián Piñera que no se olvide de ellos.


NOTA DE CLARÍN:


Chilenos en Malvinas reclamaron el apoyo de su presidente y pidieron por los vuelos a las islas
Por María Arce, enviada especial a Malvinas


Grupo de chilenos en Malvinas apoyan a los isleños

Fuertes como el viento de hoy, que llegó a sopló a más de 40 kilómetros por hora en Malvinas, unos 50 chilenos y algunos isleños se reunieron en el Green Point, una suerte de playón de puro pasto verde que hay sobre la bahía de las islas, para reclamar apoyo de su presidente y pidieron que no se corten los vuelos al archipiélago.

A pesar de que la presidenta Cristina Kirchner no hizo ningún anuncio el martes pasado respecto de los vuelos que la empresa Lan Chile opera hacia las islas, vía Argentina, los residentes chilenos creen que a ese servicio le quedan horas de vida.

“Cuando pase todo el revuelo del 2 de abril, de los 30 años, estamos seguros de que la Presidenta (Cristina Kirchner) va a cortarnos los vuelos”, le dijo a Clarín.com una chilena que lleva siete años en las islas pero que no quiso identificarse.

La protesta para reunirse hoy fue acordada precisamente el martes pasado, sobre las 7 de la tarde, a la misma hora que Cristina Kirchner hizo anuncios vinculados con las Malvinas. En aquella reunión, unos 40 latinos levantaron la mano bien en alto cuando les tocó votar por sus próximos pasos a seguir. Y los dieron esta tarde, frente al West Store, uno de los lugares más concurridos de las islas: el supermercado.

Hasta allí, llegaron con banderas de las Falklands, chilenas y una mega pancarta que decía: “Apoyar La Comunidad Chilena de las islas Falklands”. En castellano y en inglés.


El chileno Antoine Daillé, uno de los organizadores de la movida, dijo a Clarín.com que uno de los mensajes que quieren enviarle a su presidente Sebastián Piñera es que “no se olvide de los chilenos que viven en las Falklands y que no se deje presionar por Cristina Kirchner” y, a los isleños, “que tienen todo su apoyo”.

Pero no todos los chilenos están de acuerdo con la movida de hoy. Un compatriota suyo que trabaja en un local cerca de allí le preguntó a Clarín.com cuántos se habían reunido y señaló con ironía: “¿Cincuenta chilenos de casi 250 que vivimos aquí? Yo no fui porque no coincido con ellos. Ya les dije que no se dejen utilizar por los isleños”.

Con la bahía de fondo, chilenos e isleños –con sus hijos incluidos- posaron para varios medios extranjeros que se encuentran en las islas cubriendo la presencia del príncipe William en la base militar de Mount Pleasant. Cantaron el himno y cerraron con el futbolero “Chi-chi-chi-le-le-le. ¡Viva Chile!”.


Gobierno

AVISO:

DEBATE SÍ, BARDO NO.

Como conozco el resentimiento irracional hacia Chile por parte de algunos brutos, los comentarios xenófobos o fuera de lugar van a ser bloqueados y eliminados a mi criterio.




HASTA EL PRÓXIMO POST