¿Se lo dijo una gitana? No, lo hizo por su hija Beatrice

Paul McCartney deja la marihuana a los 70 años

Está hablando del faso. “Fumaba muchísimo, pero eso ya se terminó”. El autor de esta frase es nada más y nada menos que Paul McCartney que decidió a los 70 años dejar de fumar marihuana para darle un mejor ejemplo a su hija de ocho años, Beatrice.

En una entrevista concedida a la revista Rolling Stone Sir Paul comentó que desde los años 60 fuma marihuana y quien lo introdujo en el mágico mundo del cannabis fue Bob Dylan.

"Creo que ya me fumé mi parte. Cuando estás criando a una jovencita, tu sentido de la responsabilidad te dice que ya no es necesario y que es hora de cortarlo de raíz", y comentó que tomó la decisión una vez que comenzó a transitar su octava década de vida.

Hace algún tiempo, el artista confesó haber sido seducido por la cocaína y la heroína durante su etapa en la legendaria banda de Liverpool y tiró al respecto algo de dudosa credibilidad. "Solo probé la heroína una vez y, sinceramente, ni me enteré de que era eso. Me pasaron algo para que lo consumiera, y luego descubrí que se trataba de esa sustancia. No me hizo nada, la verdad, y ahora considero que tuve mucha suerte por ello. Podría haber acabado inconsciente en medio de la calle", dijo, añadiendo que usaba cocaína de vez en cuando, “equilibrándola con algo de hierba”, sin llegar a ser adicto a ella.