Se Nos Fue Una Gran Cantante Whitney Houston

LOS ANGELES, Estados Unidos.- Intentaba recuperarse de un pasado de drogas, alcohol y golpes, consecuencias de la nociva relación que mantuvo con el cantante de R&B Bobby Brown. Según sus allegados, Whitney Houston sufría también de ansiedad y ataques de pánico, que trataba de sobrellevar con Xanax, pastillas con efectos sedantes o ansiolíticos que le permitían relajarse para subir al escenario. Eso planeaba hacer el sábado, en la fiesta del productor musical Clive Davis. La celebración pre-Grammy a la que nunca llegó.

La cantante de 48 años, fallecida el sábado, residía desde hace varios días en una habitación del cuarto piso del Beverly Hilton Hotel. Eligió ese refugio porque debía presentarse en fiestas previas a los premios Grammy, que se entregaron anoche. Para una artista "fuera de carrera" era una buena oportunidad de sumar ganancias en los clásicos eventos organizados por productores o estrellas de la música.

El jueves por la noche asistió a una fiesta con un aspecto muy desprolijo y exhibiendo rasgos de evidente cansancio. Tomó el micrófono y apenas interpretó una canción. Fue su última performance. La noche anterior a su muerte estuvo con amigos en el bar del hotel. Bebió demasiado y hablaba a los gritos, según cuentan algunos testigos.

El sábado por la tarde Whitney se fue a bañar para prepararse para la Fiesta Davis. Se trata de un evento anual que reúne a estrellas de la canción. Allí planeaba ofrecer un show más completo que el de los días previos.

En la habitación contigua se encontraban el estilista de Houston, dos guardaespaldas y la peluquera. Esta última comenzó a inquietarse, ya que había pasado una hora desde que Whitney entró al baño. Tocó varias veces la puerta pero no recibió respuesta. Entonces -según relató a la Policía- abrió y gritó. Un guardaespaldas ingresó también a la habitación y sacó de la bañera a la cantante, que estaba con la cabeza bajo el agua.

Trataron de reanimarla y llamaron al 911. Cuando los paramédicos llegaron Whitney se encontraba sin vida. Su muerte fue determinada a las 20.55 (hora de Argentina), 12 minutos después del llamado de sus allegados a los servicios de socorro.

Mark Rosen, miembro de la Policía, informó que el esfuerzo de los médicos fue estéril. Advirtió que no había signos evidentes de un hecho criminal, aunque deslizó que, de todos modos, la muerte de Houston está siendo investigada.

En la habitación no encontraron drogas ilegales, sino medicamentos recetados, como Xanax. Según informó la página TMZ, la autopsia ya está lista, pero faltaría un examen toxicológico que estará demorará entre cuatro y seis semanas. Una de las teorías que circulan es que la mezcla de alcohol y Xanax le produjo a Whitney una sedación extrema, por lo que se durmió y luego se ahogó en la bañera.

La intérprete de "I will always love you" tenía una hija de 18 años, Bobby Cristina, fruto de su relación con Bobby Brown. Al enterarse de la muerte de su madre la joven sufrió un ataque de nervioso y debió ser trasladada de urgencia al hospital Cedars-Sinai.

El sábado, la noticia se dispersó por Los Angeles y de allí al resto del mundo. No obstante, la fiesta en la que estaba prevista la presentación de Houston siguió adelante. Sólo se hizo un minuto de silencio en su honor y Alicia Keys le dedicó una canción. Mientras tanto, artistas como Britney Spears y Kim Kardashian siguieron posando para los flashes. El anfitrión, Clive Davis, cerró la fiesta diciendo: "Whitney hubiese querido que la música siga adelante".Se Nos Fue Una Gran Cantante Whitney Houston

0 comentarios - Se Nos Fue Una Gran Cantante Whitney Houston