lo denunció por adulterar el origen de sus bienes

En la causa por divorcio le imputa al vice manejos turbios para ocultar la verdadera procedencia de un auto y un departamento. Acusa a Núñez Carmona de ser su gestor.

La ex esposa de Boudou

Mientras el fiscal federal Carlos Rívolo evalúa si hay pruebas para iniciar una investigación contra el vicepresidente, Amado Boudou, por los supuestos delitos de “abuso de autoridad, violación de deberes de funcionario público, negociaciones incompatibles y malversación de causales públicos”, la Justicia Civil de Mar del Plata retomó otra causa en la que se indaga si el ex ministro de Economía, en alianza con su socio José María Núñez Carmona –su álter ego, socio y amigo inseparable–, realizó maniobras para ocultar su verdadero patrimonio.
La ex esposa del vice, Daniela Andriuolo, intenta recuperar los bienes gananciales que Boudou le niega.

La causa, radicada en el juzgado número 12, tomó un nuevo impulso en diciembre, poco antes de que estallara el escándalo por la supuesta influencia de Boudou y Núñez Carmona para que una empresa a nombre de su amigo belga Alejandro Vandenbroele se quedara con la imprenta Ciccone Calcográfica para imprimir billetes. La esposa del belga denunció que su marido es “testaferro de Boudou”.

Flojo de papeles. “Truchó papeles por un departamento y un auto”, confiaron allegados de la ex esposa, quien se divorció de Boudou en 1998, luego de separarse tres años antes. No fue hasta hace dos años que Daniela decidió reclamar su parte de los bienes gananciales cuando se enteró que su ex esposo negaba haber estado casado. Le correspondían la mitad del valor de un piso por 400 mil dólares en el centro de Mar del Plata y la mitad del valor de un auto cupé Honda CRX Del Sol color rojo del año ’92 que se había adquirido usado.

Daniela se encontró con que los papeles del auto son truchos y que el departamento nunca se escrituró.
“Cuando Boudou se casó con Daniela, fue Núñez Carmona quien le consiguió el lujoso departamento donde vivieron juntos”, contaron muy cerca de Daniela. “El departamento se lo compraron a la madre de un amigo de Núñez Carmona, y él fue quien trajo el boleto de compraventa.” Cuando Daniela reclamó su parte, se enteró de que el piso nunca había sido escriturado y que el boleto de compraventa había desaparecido. Sigue a nombre de los dueños anteriores.

“Lo mismo pasó con el auto trucho. Núnez Carmona fue el que le trajo las llaves. Cuando Boudou se tuvo que ir a vivir a Buenos Aires, porque le allanaban el departamento y estaba muy presionado por la familia Venturino –por una empresa de recolección de basura que Boudou administraba y terminó en una supuesta quiebra fraudulenta–, el auto lo siguió manejando Núñez Carmona”, agregan los allegados a Daniela. Por ese auto, el vice está imputado en la Justicia Federal.

Previsor. Boudou se estaba cubriendo de lo que sabía que era inevitable: en pleno conflicto con Venturino, quedaría inhabilitado comercialmente y todo lo que estuviera a su nombre podía ser embargado.
El vice niega a su ex esposa que el Honda haya sido comprado durante su matrimonio, pero en la causa que instruye en juez federal Claudio Bonadío constaría lo contrario. Por eso el abogado de Daniela pidió vista a ese expediente.

Muy cerca de la ex esposa, cuentan que Boudou “le dejó el Honda a una novia que tuvo después de separarse, porque tenía una deuda con ella. Cuando la chica quiso vender el auto, se dio cuenta de que en los papeles figuraba una dirección inexistente: quedaba en el medio del Riacuelo”.

Cuando Daniela conoció a Boudou, éste “sólo tenía una moto y vivía con sus padres”. Era DJ en la disco Sobremonte. Ella era profesora de un grupo de bailarinas que hicieron un show en ese boliche para promocionar el gimnasio donde trabajaba.
Actualmente, Daniela vive entre Roma y Mar del Plata, está en pareja con un italiano y dirige una escuela de danzas en Italia.