El drama de los que todavía buscan a sus familiares

Desesperados, todavía hay muchas personas que recorren los hospitales, sin respuestas oficiales. La falta de información y la especulación de los abogados.

El drama de los que todavía buscan a sus familiares
Por Lucas Bertellotti

Está desesperada. Camina para un lado y otro mientras se agarra la cabeza. Grita. Tiene una foto carnet 4 x 4 en la mano derecha y se la muestra a todas las personas que pasan delante suyo, en las escaleras de entrada del Hospital Ramos Mejía. Llora. “¿Viste a mi hijo? ¿viste a mi hijo? Es éste. El de la foto. Se llama Federico. ¿viste a mi hijo?”, dice María Ester Luna a un hombre que sale de la sala de guardia con una lista en la que figuran las personas que están internadas en ese lugar. “¿Cómo es el nombre?”, pregunta. “Federico Bustamante, tiene 18 años”, responde. Tras revisar los nombres de arriba a abajo, contesta lo que ya le dijeron en el Hospital Durand: “Acá no está”.

La búsqueda de María Ester es la de muchas personas más. Para ellos, la lista publicada con los internados en cada uno de los hospitales no existe ni sirve de nada. El nombre de sus seres queridos no aparece, pero ellos siguen buscando. Están en la calle, casi no tienen contacto con la información de los medios, salvo algún llamado de un familiar. El número 136, que funciona para averiguar el paradero de lso heridos, está colapsado.

Una familia, con un hombre y una mujer tomados de la mano y una chica de unos 16 años detrás de ellos, entra corriendo al hospital. Él tiene el teléfono celular en la oreja. “Estamos entrando al Ramos. Ya rebotamos en el Durand”, dice, mientras ingresa y le pide a la mujer que vaya a preguntar al mostrador de información. Pero a los pocos minutos salen. No se detienen a hablar con nadie. No pueden comunicarse con sus familiares que estaban en el tren. Suponen que están inconscientes, en alguno de los trece hospitales a los que fueron derivados los accidentados.

Al Hospital Mejía, a sólo siete cuadras de la terminal de Once, donde por lo menos 49 personas murieron luego de que el tren no frenara cuando llegaba al andén, llegaron los heridos más comprometidos.

Gustavo Rogora, de Tres de febrero, sale del hospital con el brazo izquierdo enyesado. “Fueron tres segundos y la gente volaba para todos lados, fue terrible”, dice. Y agrega: “Acá nos atendieron bien, pero todavía hay gente que se lastimó que no encontró a sus familiares y está sola”.

Ramira Angélica le pide a un periodista radial que encuentre a su hija, Daiana Vanesa Fernández, de 24 años.“¡Por favor!, ¡preguntá en la radio si no encontraron a mi hija!”, dice. Recorrió el Hospital Durand y el Fernández. “¡Por favor, no! ¡Ya no sé qué hacer! No me contesta el teléfono. Ya no me acuerdo de nada. ¡Ay, Dios, no!”, sigue.

Entre los periodistas, los familiares que no encuentran a las personas heridas y los médicos que salen a fumar un cigarrillo, hay abogados, de esos que en la jerga son conocidos como "caranchos". Ya lo habían hecho en septiembre del 2011, con el fatal accidente en Flores. Entregan tarjetas a las personas que ven llorar. “Con esto se puede hacer una denuncia penal muy fuerte. A la gente humilde, que necesita la plata ya, le podemos conseguir entre 10 y 20 mil pesos por el juicio”, dice uno de los abogados. “Es un tema complicado. Nosotros ofrecemos el servicio de conseguir la plata en menos de dos meses. Eso sí, hay que resignar un poco de plata”, agrega.

No hay que esperar mucho para volver a ver a otro grupo de personas que entra corriendo al hospital. Pasa el tiempo, pero la escena se repite una y otra vez. Todos dicen lo mismo: “El 136 no sirve y no está en ningún hospital”.

4 comentarios - El drama de los que todavía buscan a sus familiares

@Manus_Ad +2
Permiso...

Se necesitan donantes de sangre, cualquier grupo o factor en Htal. Durand -Av. Diaz Velez 5044- y Htal. Ramos Mejía -Urquiza 609- Urquiza y México-, para familiares de heridos de la tragedia del tren Sarmiento. Se dispusieron los teléfonos 4981-2790 4982-555 del Htal. Durand, y 4127-0400 , del Htal. Ramos Mejía ¡Por favor difundir! Para información sobre posibles familiares heridos: 136 -listado de pasajeros- y 0-800-3333-822 o 4323-9000 ; Hospitales: Rivadavia, 4809 2000 ; Durand 4981-2790 y 4982-5555 ; Ramos Mejía 4127-0400 y 4630 5673 PFA 4370-5920
@Dj_Orbeat
nunca he pasado por una situación así y la verdad espero nunca me pase, mucha fuerza y pronta resignación para los que perdieron a sus seres queridos en tan terrible accidente...
@francoises3
es indignante que ya pasaron mas de doce horas y hay gente que todavia no sabe donde estan sus familiares...que pais de cuarta....