Empezó la obra para abrir una calle paralela a B. Mitre


Empleados municipales iniciaron hoy el derrumbe de paredes y poda de árboles para construir una calle paralela al tramo de Bartolomé Mitre donde se instaló un centro para recordar a las víctimas del incendio de Cromañón.
Al respecto, el ministro de Espacio Pùblico, Diego Santilli, dijo que "la idea es abrir la calle rápido" para que quienes por allí transiten "no tengan que desviarse y perturbar el barrio".

El funcionario macrista recordó que la obra se realiza por un fallo judicial de 2009 y aseguró que, tras la reforma, el barrio podrá "volver a tener su fisonomía y un tránsito rápido".

Aunque en un principio se había pensado en mover el santuario, finalmente, el gobierno porteño y las familias de las víctimas de Cromañón acordaron abrir una vía paralela para la circulación de vehículos.

Bartolomé Mitre, entre Jean Jaurés y la plaza Miserere, se encuentra bloqueada al tránsito desde hace siete años, cuando los padres de las víctimas erigieron un sitio para recordar a los 194 jóvenes fallecidos en el incendio del boliche durante la actuación del grupo Callejeros, en la que se usaron bengalas.