El maquinista del tren avisó que tenía problemas en los frenos y le dijeron: "Seguí, seguí"

"En cada estación le avisaba por la radio al controlador de tráfico que tenía problemas en los frenos. Del otro lado me respondían: seguí, seguí, seguí", así Marcos Córdoba le describió al juez Bonadio cómo fueron los momentos previos a que el tren de la empresa TBA chocara en la estación de Once en la que fallecieron 51 pasajeros .
Al motorman del tren de la 11 le dijieron "segui segui&
"En cada estación le avisaba por la radio al controlador de tráfico que tenía problemas en los frenos. Del otro lado me respondían: seguí, seguí, seguí."

Así, el maquinista Marcos Antonio Córdoba le describió al juez federal Claudio Bonadio cómo fueron los momentos previos a que el tren de la empresa TBA chocara contra el andén 2 de la estación Once, en una tragedia en la que fallecieron 51 pasajeros . Anoche, según informaron fuentes de La Fraternidad, el gremio que agrupa a los maquinistas, luego de escuchar la declaración indagatoria Córdoba, el magistrado ordenó su excarcelación con una serie de condiciones, aunque el fiscal federal Federico Delgado se opuso a que el conductor de la formación N° 3772 fuera liberado hasta que concluyan los peritajes.

Esta declaración complicaría la situación de los responsables de la empresa TBA , la firma concesionaria de los trenes que cumplen el recorrido entre Moreno y Once.

En este sentido, el fiscal Delgado le pidió al juez Bonadio que cite a declarar a los delegados ferroviarios que denunciaron que el tren, en el que viajaban los 51 pasajeros que fallecieron cuando la formación chocó contra las defensas del andén 2 de la estación Once, circulaba con fallas en los frenos .

Además en un dictamen, el representante del Ministerio Público solicitó al juez Bonadio que investigue qué hizo la empresa TBA con el dinero que le giró el Estado nacional en concepto de subsidios. En su resolución, el fiscal Delgado apuntó también a la supuesta responsabilidad de los funcionarios públicos que debían controlar que ese dinero se invirtiera en el mantenimiento de las formaciones.

El fiscal fundamentó su pedido en el informe de la Auditoría General de la Nación en el que "se resaltó la existencia de significativas irregularidades que deberían haber sido subsanadas por el concesionario con las sumas de dinero percibidas de parte del Estado, entre 2007 y 2011. Se advirtió, además, la pasividad de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte".

En ese informe terminado en 2008, los auditores concluyeron que TBA no realizó un mantenimiento adecuado del material rodante.

t