Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron este domingo que abandonarán la práctica del secuestro en el país y que pondrán en libertad a los diez militares y policías que siguen en su poder como rehenes.

Colombia: las FARC renuncian al secuestro

El fin de los secuestros era una de las condiciones del gobierno colombiano para volver a negociar con las FARC.


Los anuncios aparecen en una declaración pública que el Secretariado del Estado Mayor Central del grupo rebelde divulgó a través de su sitio en internet.

"Anunciamos también que a partir de la fecha proscribimos la práctica de ellas (las retenciones de personas) en nuestra actuación revolucionaria", informaron las FARC, y añadieron que la decisión los obliga a derogar un "ley" rebelde de 2000 sobre su financiación con el secuestro de civiles.

Tras conocer el comunicado de la guerrilla, el presidente Juan Manuel Santos escribió en su cuenta de Twitter que valora "el anuncio de las FARC de renunciar al secuestro como un paso importante y necesario pero no suficiente en la dirección correcta".

Como recuerda el corresponsal de la BBC en Colombia, Arturo Wallace, "en su discurso de toma de posesión, el presidente Santos se dijo dispuesto a iniciar conversaciones de paz con las FARC siempre y cuando estas demostraran su interés en una salida dialogada al conflicto con algo más que palabras".

Además de la liberación de los secuestrados, también se había reclamado a la guerrilla el fin del reclutamiento de menores de edad, la renuncia al narcotráfico y el cese de las acciones terroristas.

Pero en su comunicado, las FARC consideran que "no caben más largas a la posibilidad de entablar conversaciones".

Rechazo de la sociedad

Gobierno

El pedido por el regreso de los secuestrados se ha repetido una y otra vez en Colombia.


El fin del secuestro era también una de las peticiones que el colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), encabezado por la excongresista Piedad Córdoba, les había formulado de manera reiterativa a los rebeldes.

"La práctica de secuestrar como mecanismo de financiamiento, o con la intención declarada de forzar un "intercambio humanitario" -para liberar a guerrilleros capturados- también ha sido una constante fuente de rechazo por parte de la sociedad colombiana y, consecuentemente, uno de los principales obstáculos para cualquier negociación", explicó Wallace.

Con respecto a la liberación de los diez efectivos de las fuerzas de seguridad que siguen en su poder, la guerrilla solicitó que sea Marleny Orjuela, "esa incansable y valiente mujer dirigente de Asfamipaz", quien acuda a recibirlos cuando sean puestos en libertad "en la fecha acordada".

Las FARC también agradecieron el papel de los negociadores del gobierno brasileño en todo este proceso.

"Nos alegramos mucho por ellos los diez secuestrados que van a liberar y por sus familias", dijo vía Twitter el presidente Santos y agregó: "El Gobierno dará garantías sin circo mediático".

La decisión se anuncia tres meses después de que las FARC mataran a cuatro rehenes que habían mantenidos por más de 12 años, lo que provocó protestas masivas en en el país.


FARC

Espero y el tema les haya interesado.

Los invito a comentar, seguirme y a cooperar con puntos si les interesan los temas tratados.

En mis post tratare temas interesantes y variados.

También pueden ver mis post anteriores: http://www.taringa.net/TemplarMx/posts