Monarquía española es la más barata de Europa
El salario anual neto del rey Juan Carlos de España es de 175.622 euros (unos 230.00 dólares), casi cinco veces inferior al de la reina de Holanda y siete al del monarca noruego, mientras que el presupuesto de la Casa del Rey es la más barata de las dotaciones asignadas a las monarquías europeas.

Esta es una de las conclusiones del informe "El coste presupuestario de las monarquías en Europa", realizado en 2011 por el profesor belga de Administración y Finanzas Públicas Herman Matthijs y conocido hoy en España, que analiza ocho países monárquicos y las jefaturas del Estado de las dos principales repúblicas del continente.

Además de los órganos que administran las jefaturas de Estado en Alemania y Francia, el informe analiza el gran ducado de Luxemburgo y las casas reales de Noruega, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Suecia, Reino Unido y España, para concluir que, de acuerdo con los correspondientes niveles de PIB y población, la asignación española es la más barata y la luxemburguesa y la noruega las más caras.

Tras España, el país en el que son más baratos los gastos relacionados con la Jefatura del Estado -entre los analizados en este estudio y siempre según el PIB y la población- es el Reino Unido, seguido de Francia, Alemania y Suecia.

Entre las naciones en las que son más caros, a Luxemburgo y Noruega le siguen Dinamarca, Holanda y Bélgica.

Si se comparan simplemente los datos en euros de las dotaciones dedicadas a estas diez Jefaturas del Estado, la asignación más elevada es la de Francia, con 112 millones, seguida a distancia por la del Reino Unido, con 45,6; tras la que se sitúan Holanda (39,1), Alemania (28,7) y Noruega (25,1), mientras que la partida más baja es la de los 8,4 millones destinados a la Casa del Rey de España.

En cuanto a los salarios anuales después de impuestos de los jefes de Estado, los 175.622 euros del rey Juan Carlos constituyen la retribución más baja de un listado que encabeza el rey de Noruega con 1,2 millones, al que siguen la reina de Holanda, con 829.000 euros, y el gran duque de Luxemburgo, con 645.000.