¿Quién está incorporando DRM al HTML5?: Microsoft, Google

¿Quién está incorporando DRM al HTML5?: Microsoft, Google y Netflix

Ahora que las empresas tecnológicas están abandonando los reproductores multimedia Flash y Silverlight en favor del HTML5, era inevitable que alguien tratara de introducir el DRM (Digital Rights Management, Gestión de Derechos Digitales) en unas especificaciones vírgenes.

Microsoft, Google y Netflix son ese «alguien», pues han remitido una propuesta de modificación del HTML5 al Consorcio de la World Wide Web (W3C) para incluir «extensiones de los medios encriptadas».

La adición que proponen, detallada en este enlace y aislada en este otro, se ha ganado el rechazo de plano de Ian Hickson, editor de HTML5 y empleado de Google, quien ha calificado estas extensiones de contrarias a la ética.

Hickson escribió una réplica a Adrian Bateman, de Microsoft, a quien explicó la propuesta el lunes: «creo que carece de ética y que no deberíamos pretenderla».

Bateman distrajo la atención revelando que Microsoft, Google y Netflix llevaban trabajando en una API para habilitar medios encriptados en HTML «que pensamos que se pueden introducir en todos los navegadores y soportar cualquier contenedor/códec y contenido codificado sin realizar cambios importantes en el elemento de especificaciones de HTLM Media».

Bateman dijo que «muchos» proveedores de contenidos y aplicaciones consideran que no pueden utilizar el elemento de <audio> y <vídeo> de HTML5 porque «carecen de una protección sólida de contenidos».

Hickson respondió que la propuesta de las empresas tampoco ofrece protección segura para los contenidos, de modo que no iba a resolver esta cuestión «aun cuando no careciera de ética». Hickson no desarrolló lo que entendía por «carente de ética».

Las etiquetas de vídeo y audio de HTML5 ofrecían la perspectiva de suministrar contenidos multimedia online en un formato neutral para los proveedores. Tradicionalmente, el vídeo y la música se añadía a una página web a través de un plug-in , como las prestaciones propietarias Flash, QuickTime y Silverlight de Adobe. Apple y Microsoft utilizan códecs de compresión y descompresión como la patente encumbrada e igualmente propietaria H.264, de la que son autores ambas empresas, entre otras. Las propuestas de código abierto recalaron en Ogg Theora, libre de patentes.

La ventaja de reproductores como Flash, QuickTime o Silverlight, al menos para las empresas de multimedia, ha sido que es posible controlar quién ve su material basándose en indicadores entre los que se encuentran la región o el pago. Cuando estaba desarrollando Silverlight, Microsoft llegó a un gran acuerdo para incorporar el DRM y cuando se plantearon dejar a un lado Silverlight en beneficio de HTML5 surgió la preocupación de la falta de controles similares.

El intento de recuperar la seguridad del DRM o, lo que es lo mismo, la protección de las copias, no debería ser una gran sorpresa.

¿Pero qué pasa con la presencia de Google y Netflix? Google no es amiga de Microsoft, ni de H.264, y en el año 2010 abrió la fuente del códec de vídeo VP8 para liberar a la red de H.264. Por su parte, Netflix no es una empresa tecnológica y participa de lo que llamamos «el negocio» como cliente, y también es mucho más pequeña que Microsoft o Google.

El problema de Google es YouTube y Google TV. A Google quizá le guste VP8 en sentido filosófico pero, por lo que sabemos, casi nadie lo utiliza.

En cambio, la mayoría de los contenidos de YouTube están creados para Flash y se reproducirán a través de Google TV. Si Steve Jobs tenía razón, HTML5 reemplazará a Flash. Google no puede permitirse irritar a las empresas productoras de cine, televisión y música en YouTube impidiéndoles que controlen la distribución de sus contenidos.

Por su parte, Netflix está tratando de cultivar un negocio de streaming online a partir de su servicio de alquiler de DVD original. Netflix fue uno de los primeros que adoptó Silverlight y ahora debe reconocer que el futuro está en HTML5 gracias a que Microsoft ha asumido la perspectiva de Jobs. Como Google, querrá quedarse en el bando adecuado de los productores multimedia.

Es interesante tener en cuenta, dicho sea de paso, que Reed Hastings, consejero delegado de Netflix, también ocupa un sillón en el consejo de administración de Microsoft.

El Bateman de Microsoft ha tratado de blindar la propuesta de extensiones multimedia encriptada diciendo: «No se ha añadido nada de DRM a la especificación del HTML5, y tan solo hace falta una clave de desencriptación sencilla y clara como punto de partida común».

Es típico de los proveedores de tecnologías de la información adoptar criterios y, luego, generalizarlos en su software . Sin embargo, las extensiones que están proponiendo Microsoft, Google y Netflix, con todo, podrían consagrarse como un criterio W3C oficial que supuestamente es neutro frente a los proveedores.

0 comentarios - ¿Quién está incorporando DRM al HTML5?: Microsoft, Google