Sexo y dinero activan el cerebro


El Centro de Neurociencias Cognitivas de Lyon, Francia, realizó un experimento con 18 adultos voluntarios que debían participar de un juego.

En dicho juego podían ganar dinero y/o visionar imágenes eróticas. Durante el transcurso del mismo un escáner especializado en resonancia magnética registraba la actividad cerebral de los participantes.

Las conclusiones obtenidas fueron las siguientes:

- El sexo y los otros placeres primarios activan zonas del cerebro diferentes de las que se activan con otros placeres secundarios, como son la obtención del dinero o de poder.

- Las recompensas eróticas activan una región más antigua, situada en la parte delantera del cerebro. En cambio, las que no son indispensables para la supervivencia generan reacción en una porción más reciente.

- Las recompensas son tratadas en regiones del cerebro parcialmente comunes, pero con una disociación dentro del córtex órbito-frontal, que se hace más acusada cuanto más abstractas y complejas son las satisfacciones.

En dicho juego podían ganar dinero y/o visionar imágenes eróticas
Estos recientes descubrimientos aportarían nueva información para tratar enfermedades psiquiátricas, tales como la ludopatía. La ludopatía es un impulso irreprimible de jugar a pesar de ser consciente de sus consecuencias y del deseo de detenerse. Se considera un trastorno del control de los impulsos.