Es que a la hora de hacer campaña, Macri promete. Pero a la hora de gobernar pareciera sumirse en un espiral invertido y sin salida. Es decir, firma acuerdos y no los cumple. Sigue a raja tabla el ‘Manual Duran Barba’.

Macri, el que no gobierna


La lógica que caracteriza al jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, pareciera ser la de un “nene caprichoso” devenido en político. Los porteños, entre incrédulos y absortos, estamos involucrados continuamente en un tira y afloje entre el gobierno nacional y la jefatura de gobierno de la Capital.

El miércoles pasado, recorría la Ciudad después de escuchar la conferencia de prensa en la que Macri resolvió unilateralmente devolver los subtes a la Nación. Miraba cómo se habían utilizado la imagen y los carteles de obras en los subtes con fines propagandísticos, los típicos colores negro y amarillo del PRO. En rigor de verdad, fue el Estado Nacional quien hizo dichas obras.
Es que a la hora de hacer campaña, Macri promete. Pero a la hora de gobernar pareciera sumirse en un espiral invertido y sin salida. Es decir, firma acuerdos y no los cumple. Sigue a raja tabla el “Manual Duran Barba”, y balbucea como un chico cuando no sabe qué responder.

Más alla de la polémica sobre el traspaso del subte, es indiscutible que el jefe de gobierno porteño, al momento de hacer campaña promete y al de gobernar pide, reclama, exige, pero no gestiona.

Fuente:
http://www.infonews.com/2012/03/04/politica-12718-macri-el-que-no-gobierna.php