El hecho se produjo en la madrugada del domingo último en la localidad de Villa Rosa. El fallecido aún no está identificado y ningún familiar reclamó el cuerpo hasta el momento.

Muere delincuente al chocar auto robado

Fuentes policiales afirmaron que el hecho ocurrió cerca de las 5.30 del domingo sobre la ruta 25 a la altura de la calle Caamaño, a 200 metros del barrio Pilar de Este.

Dos hombres que trabajan como remiseros en una agencia de la localidad de Matheu se encontraban colocando una rueda de uno de sus automóviles.

En ese instante, detrás de ellos se detuvo una camioneta Renault Kangoo de color azul oscuro (patente KSY 593). Su único ocupante descendió del vehículo y con toda amabilidad les preguntó “¿Puedo ayudarlos en algo?” Los choferes le contestaron que ya habían subsanado el inconveniente.

Fue en ese momento que sin mediar más palabras el ladrón desenfundó un arma de fuego y amenazando a ambos remiseros le sustrajo 700 pesos y su celular a uno y 400 pesos y también el teléfono al otro, para luego abordar nuevamente la Kangoo y darse a la fuga raudamente con dirección a la ciudad de Escobar.

Cinco minutos después en la Comisaría 6ª de Villa Rosa y en el cuartel de bomberos de la localidad recibían el alerta por un accidente sobre la misma ruta 25 a la altura de la calle Apatamas.

Rápidamente los rescatistas y efectivos policiales llegaron al lugar y se encontraron con un vehículo que aparentemente había perdido el control, se habría cruzado al carril contrario e impactado contra un gran poste de cemento del tendido eléctrico de alta tensión que se encuentra erigido allí.

Minutos después, una ambulancia se hacía presente en el lugar del hecho y un médico certificó la muerte del conductor de la citada camioneta utilitaria de color azul. Se trataba de un hombre de unos 30 años, único ocupante del rodado siniestrado.

Pero lo asombroso ocurriría varios minutos después, cuando los remiseros asaltados pasaron por el lugar y observaron el accidente. Al detenerse identificaron el vehículo y también al conductor que yacía sin vida en el interior del mismo: se trataba del mismo sujeto que minutos antes los había asaltado.

Con la llegada de integrantes de la Policía Científica y representantes de la fiscalía interviniente, se corroboró de manera fehaciente que se trataba de la misma persona. En el interior del rodado se encontró una pistola calibre 11.25 con su cargador completo de cinco proyectiles intactos y listos para disparar; varios celulares y una cantidad de dinero en efectivo no especificada, pertenencias que fueron reconocidas por las víctimas.

Las mismas fuentes de información aseguraron a El Diario que la Renault Kangoo había sido robada a mano armada a un hombre de 55 años cuando éste llegaba a su domicilio particular ubicado en la intersección de las calles 12 de Octubre y Trinidad de la localidad de Tortuguitas. El autor del hecho habría sido el mismo delincuente ahora fallecido quien en ese momento se desplazaba en WV Gol de color gris, al cual dejó abandonado para escapar en la camioneta Renault.



choque