Cuanto todo parecía que la vida de Britney Spears volvía a los cauces normales, a la princesa del pop le cayó un baldazo de agua fría que modifica sus planes.

Uno de sus guardaespaldas, Fernando Flores, demandó a la rubia por supuesto acoso sexual. Rápidamente, los abogados de la cantante iniciaron la defensa a la “Femme Fatale” para rápidamente poder llegar a un acuerdo con el denunciante.

Flores afirmó que en reiteradas ocasiones Britney se le insinuó e incluso llegó a desnudarse frente a él. Ante el seguro escándalo, los letrados de la rubia están tentando al guardaespaldas con una suculenta suma para retirar los cargos. Varios rumores del mundo del espectáculo indican que Flores podría sumar varios millones a su cuenta bancaria con tal que olvide el asunto.


Escándalo: Britney Spears denunciada por acoso sexual