Irán ante el Sexteto, ¿última parada antes de la guerra?

Rusia tiene un plan en caso de invasión a Iran

Estados Unidos quiere que Rusia avise a Irán que su última posibilidad para evitar una injerencia americana-israelí pasa por las negociaciones que mantendrá con el sexteto internacional en abril.

En caso contrario, EE. UU. e Israel emprenderán la invasión militar de Teherán antes de que acabe 2012, según un alto cargo del Ministerio de Exteriores de Rusia citado por el periódico ruso 'Kommersant'.

La petición de Washington fue emitida por la secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, tras la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, informa el periódico citando a un funcionario del ministerio.

“La invasión se producirá antes de que acabe el año. Los israelíes, de hecho, chantajean a Obama. Le ponen en un estado interesante: o apoya la guerra, o perderá el respaldo [de la influyente comunidad hebrea estadounidense]", aseguró la fuente en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Moscú, por su parte, llama a sacar de la agenda internacional la invasión de Irán. “Los que experimentan la tentación de usar la fuerza de las armas, deben trabajar para una solución diplomática. La guerra no resolverá el problema, sino que creará un millón más de ellos”, aseguró el portavoz de la cancillería rusa Serguéi Riabkov.

Rusia tiene un plan en caso de invasión


Mientras tanto, fuentes en el Ministerio de defensa de Rusia confirmaron al periódico que Moscú ya está preparado para un posible escenario bélico y tiene un plan. “Hemos calculado las acciones en caso de guerra contra Irán”, asegura un funcionario del ministerio, según el cual un problema importante para Rusia en caso de guerra lo representaría el gran flujo de refugiados que se desplazarían desde Irán hacia Azerbaiyán (país vecino de Rusia) y una posible desestabilización en el Cáucaso ruso.

Además, otra fuente en la cancillería afirmó que existe un plan ruso para evacuar a los ciudadanos rusos en caso de injerencia americano-hebrea.

Ahora muchos analistas y medios de comunicación contemplan la guerra como algo inminente y se preguntan únicamente “cuándo” se producirá el golpe. En este contexto, EE. UU. ve la última oportunidad de la diplomacia en las negociaciones entre el sexteto internacional y Teherán sobre su programa nuclear previstas para abril.

Los aliados occidentales, principalmente EE. UU. e Israel, consideran que Teherán fabrica en secreto armas nucleares y amenazan con lanzar un ataque contra el país soberano trazando planes concretos para ello. Mientras tanto, las autoridades de Irán insisten en el carácter pacífico de su programa de investigaciones nucleares, argumentando que estudian sólo la energía nuclear que requieren para abastecer a su pueblo, a la vez que se dicen listas a dialogar con la comunidad internacional.