La comida chatarra afecta la calidad del semen

En la Universidad de Harvard, se investigaron a 99 hombres, quienes respondieron a cuestionarios sobre su dieta y sometieron muestras de esperma para análisis durante cuatro años.

Los resultados mostraron que los sujetos que comían los niveles más altos de grasas saturadas tenían un conteo espermático 43% menor y una concentración espermática (el volumen de semen por número de espermatozoides) 28% más baja que quienes consumían la menor cantidad de grasas.

Comer mal afecta al semen
Más fast food peor semen

Por otra parte, los hombres que consumían la mayor cantidad de ácidos grasos omega 3 tenían esperma con una estructura más normal que los que comían el nivel más bajo de estos compuestos.
"La magnitud de la asociación es bastante drástica y ofrece más evidencia para los esfuerzos sanitarios de limitar el consumo de grasas saturadas, dada su relación con otros riesgos a la salud, como las enfermedades cardiovasculares" afirma la profesora Attaman.

hombres
Una dieta sana beneficia la potencia masculina
Sin embargo, subraya que en el estudio 81% de los participantes eran obesos o tenían sobrepeso, lo cual puede también tener un impacto en su calidad espermática.


Además, ninguno de los individuos mostró conteo o concentración de esperma más bajos de los niveles normales que define la Organización Mundial de la Salud, de al menos 39 y 15 millones por milímetro.


Tal como señala la profesora Attaman, "hasta donde sabemos éste es el estudio más amplio que se ha llevado a cabo sobre la influencia de grasas específicas de la dieta en la fertilidad masculina".


"Pero dadas las limitaciones del estudio, en particular el hecho de que es el primer análisis de una relación entre grasas y calidad del semen, es esencial ahora confirmar estos hallazgos en futuras investigaciones".


La profesora Attaman y su equipo planean ahora investigar cómo los factores de la dieta y el estilo de vida influyen en la fertilidad masculina y femenina siguiendo un registro de parejas que se someten a tratamientos de fertilidad.


En un comentario sobre la investigación, el doctor Allan Pacey, experto de la Universidad de Sheffield, Inglaterra, afirma que "este estudio relativamente pequeño muestra una asociación entre el consumo dietético de grasas saturadas y la calidad del semen".


"Quizás no sorprende que parece haber una asociación razonable entre los dos, con los hombres que comen los mayores niveles de grasas saturadas con los menores conteos de esperma y aquéllos que consumen más ácidos grasos poliinsaturados omega 2 con los conteos más altos".


"Es importante notar que el estudio no muestra que uno cause el otro y será necesario llevar a cabo más estudios para clarificar esto".
"Sin embargo, la investigación sí apoya el argumento de que consumir una dieta sana puede tener beneficios para la fertilidad masculina y para la salud en general" expresa el científico.