El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo que aunque no trabajaban juntos, los dos procesados se conocían y sabían lo que hacía el otro. Para los especialistas, sus perfiles son similares al de los asesinos seriales y aunque sufrirían patologías no serían inimputables

Uruguay: enfermeros asesinos competían entre sí

Había "una suerte de competencia" entre los dos enfermeros procesados por el asesinato de al menos 16 pacientes, aseguró el ministro en declaraciones recogidas por el diario uruguayo El Observador. "Pero no estaban planificando juntos" las muertes, añadió.

Bonomi rechazó la explicación que los acusados dieron a la Justicia de que administraban medicamentos para "llevar calma" a los pacientes. "Tengo claro que no es cierto", dijo.

El ministro defendió, además, el procedimiento de la Policía ante las versiones de que un accionar más rápido habría permitido salvar la vida de la última víctima. "Los elementos que había no permitían impedir nada", aseguró.

Ese mismo periódico indicó que para algunos miembros del grupo que investiga el caso que horroriza al país, ambos enfermeros comparten características psicológicas de los asesinos en serie y psicópatas.

"En los dos casos, estamos hablando de personalidades complejas porque no cualquiera mata", dijo a El Observador el psicoanalista Jorge Bafico. Este profesional consideró que es evidente que los enfermeros sufren una patología, pero advirtió que eso no los convierte en inimputables.

"La patología puede variar, pero el acto es el mismo. Pueden matar porque están delirando y escuchan una voz que les dice que deben asesinar a determinada persona o porque eso les genera placer", explicó.

El especialista señaló que los asesinos seriales suelen ser personas de las cuales es difícil sospechar. "Por lo general, los asesinos seriales más terribles de la historia fueron los que menos lo parecían. El prototipo es el del personaje de Hannibal Lecter. Un tipo perverso, pero inteligente, organizado, refinado, con buen gusto, que nadie pensaría que es un asesino. Este tipo de personas puede separar su patología más grave y ser un individuo que se mueve en el mundo sin problema", dijo.