Argentina también quiere...
Las exportaciones de Argentina a México cayeron 23% el año pasado mientras que sus importaciones de autos nuevos de México crecieron 39%, de acuerdo a la oficina nacional de estadísticas de ese país.

Argentina quiere negociar con México


Esta semana el gobierno argentino declaró que quiere renegociar el acuerdo con México en materia de comercio de autos nuevos, con límites para exportaciones de México tal cual lo hizo Brasil. Y es obvio, ya que si México dobló las manos tan fácil con el gobierno brasileño, los otros países involucrados en el ACE 55 también querrán condiciones más ventajosas para reducir su déficit comercial con México.

En esta ocasión, sin embargo, el Secretario de Economía, Bruno Ferrari, declaró que las condiciones con Argentina son muy diferentes a las de Brasil, que no ve necesidad de realizar nuevos acuerdos y está dispuesto a llevar la disputa a la Organización Mundial de Comercio (WTO) si Argentina quiere tomar medidas unilaterales. Esto mismo debió haber hecho con Brasil en un inicio para no tener una posición tan débil para negociar después.

Las exportaciones de Argentina a México cayeron 23% el año pasado mientras que sus importaciones de autos nuevos de México crecieron 39%, de acuerdo a la oficina nacional de estadísticas de ese país. De hecho, el comercio total con México es deficitario, en 2011 solamente hubo una diferencia de 1,590 millones de dólares de los cuales 995 millones se deben al sector automotriz. Y lo que más le preocupa al gobierno argentino es que el déficit con México creció mil millones de dólares tan sólo en 2011.

Las exportaciones automotrices de México a Sudamérica han crecido de manera muy importante en los últimos años ya que, además de los acuerdos comerciales con la mayoría de los países, las inversiones en nuevas y más automatizadas plantas y la producción de nuevos modelos, han puesto a la industria mexicana en una posición muy competitiva en tanto volúmenes de producción, calidad, así como oferta de modelos novedosos, comparada con la industria de los países del cono sur, cuyos productos en general no han dejado satisfecho al público mexicano, mientras que los productos mexicanos están teniendo mucha demanda allá por su calidad, sofisticación y valor por precio.

Por esta razón, en los últimos 5 años las exportaciones a Argentina crecieron 427.4% al pasar de 16,157 unidades en 2007 a 69,061 en 2011, siendo las empresas más beneficiadas GM, Ford, Nissan, VW y Honda. Mientras que las exportaciones de ese país son cada vez menores por la falta de vehículos novedosos que sean atractivos para el mercado mexicano que es más demandante. El principal importador era Peugeot con los viejos 207 Compact y sedán que el año pasado se eliminaron de su portafolio de productos para dar paso al verdadero nuevo 207 importado de Europa.

Veremos en las próximas semanas qué sucede ahora en esta disputa con Argentina y si el gobierno mexicano realmente defiende los intereses nacionales o se dobla dócilmente ante las primeras presiones.