Por: Enrique Parra

Info7 - México recibió con júbilo la bendición del Papa, Benedicto XVI en el Parque Bicentenario de Silao de la Victoria, Guanajuato.

La V misa de la cuaresma fue escuchada al pie del cerro del Cubilete, bajo el abrigo del Cristo Rey por la multitud entusiasta.

De todos los rincones del país y mas allá de las fronteras, arribaron a la misa, evento cúspide de la visita papal de 4 días.

Luego de llegar en helicóptero, el Papa recorrió los pasillos del magno escenario para bendecir de cerca a los feligreses.

Usó por instantes un elegante sombrero negro charro. "Mi antecesor siempre quiso venir a esta tierra y en el cielo estará contento", comentó el Papa, "Reciben de el su bendición".

"No hay que desear el mal a los pecadores, sino su conversión" agregó más adelante el pontífice. "Hay que superar el cansancio de la Fé" destacó también.

La Eucaristía fue celebrada en parte en latín. Los cuerpos de seguridad y de auxilio desplegados en el sitio no reportaron incidentes mayores.

En una parte cercana al altar se encontraban Felipe Calderón y su familia, los presidenciables, y otros invitados, en otro sector cercano personas con discapacidades y en las áreas generales las delegaciones de las diferentes diócesis.

Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila y Texas dijeron presente con suma de más de 10 mil asistentes.


El Papa es ya `charro mexicano`

mexico

mexicano