Inédita sanción al médico que se encadenó en el Polo Sanitario

Salud lo suspendió por 90 días sin haberes. Aseguran que faltó a su trabajo sin autorización de sus jefes.

Inédita sanción al médico que se encadenó en el Polo San

El Ministerio de Salud suspendió a Marcelo Lamon por 90 días sin goce de haberes por haber faltado, supuestamente sin causa, a su trabajo en el Hospital Domingo Funes. El profesional dice que tenía autorización y que la sanción es una “mera persecución”.

Una dura e inédita sanción recibió el médico Marcelo Lamon, del Hospital Domingo Funes de Santa María de Punilla, a quien el Ministerio de Salud suspendió por noventa días sin goce de haberes por ausentarse supuestamente sin autorización de su puesto de trabajo el pasado lunes 19 de marzo.

Ese día, Lamon se encadenó en el Polo Sanitario, en el marco de las protestas salariales que lleva adelante la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), agrupación gremial no reconocida por la Provincia de la que el profesional es delegado.

Lamon se desempeña como médico de guardia en la Unidad de Terapia Intensiva del Domingo Funes, con un cargo de 24 horas semanales, es decir, una guardia por semana los días lunes. En diálogo con este diario, dijo que informó a sus superiores con anticipación de su ausencia en forma oral y vía fax, y que tiene constancia de ello. Ayer asistió con un escribano público al hospital, para dejar constancia de que desde la dirección del mismo se le impidió ocupar su puesto de trabajo. “Esto es una mera persecución. Es la factura que tengo que pagar por levantar la voz en defensa de mis compañeros”, aseguró el médico, quien según su recibo de sueldo gana $ 3.800 al mes.

Con esta suspensión, el Gobierno pone en práctica la advertencia del jefe de Gabinete, Oscar González, quien después del acuerdo salarial con el sector público dijo que habría sanciones para los trabajadores hospitalarios que resientan los servicios de salud.

Según indicó a este diario el director del Domingo Funes, Gustavo Dellamaggiore, el profesional faltó a su trabajo sin la autorización escrita de sus superiores, y sin tener un motivo “atendible”. “A pesar de que se le negó la autorización a faltar, no concurrió a su puesto de guardia. Y además de no concurrir, lo vemos encadenado en el árbol”, sostuvo el funcionario. Según Dellamaggiore, Lamon tiene “antecedentes” de supuesta indisciplina que no detalló. “Ahora se abre una investigación administrativa, y se analizará si le cabe o no una sanción”, dijo el director del nosocomio.

Para Lamon, la suspensión se inscribe en una “política de persecución” contra los médicos que no aceptan el acuerdo salarial entre el Gobierno y el SEP, y dijo que es “la primera vez” que se da una sanción como ésta. Asimismo, resaltó que hizo uso de la facultad que tienen los empleados públicos de faltar dos veces al mes por motivos particulares. “Esto igual o peor de lo que sucedía en los años más oscuros de nuestro país (en relación a la dictadura militar que arrancó el 24 de marzo del 76). El que se queja o piensa distinto, paga las consecuencias”, dijo el médico, quien adelantó que el abogado Jorge Gentile decidirá qué pasos dará en el futuro.

Marcha de apoyo

Enfermeras Unidas realizará el jueves 29 a las 18 una marcha en repudio de la suspensión del médico Marcelo Lamon. La movilización irá hasta la Catedral de Córdoba y la organización gremial pidió a los médicos provinciales que participen en defensa del profesional.