El juez federal Daniel Rafecas, aseguró que no hay pruebas que vinculen al Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, con la ex Ciccone. "No ha aparecido nada", que lo vincule con Vandenbroele.

Se cae la opereta contra Boudou


Se cae la operación montada por los medios hegemónicos contra el Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou. Clarín y La Nación intentaron vincularlo con la ex Ciccone y Alejandro Vandenbroele, sin embargo, el propio Juez de la causa, Daniel Rafecas, aseguró que "no hay pruebas" que demuestren la relación entre Boudou y el presidente de la ex Ciccone.


La operación fue burda. Al igual que en 2007 y 2008 cuando Cristina Kirchner asumió en su primer mandato, la ofensiva de los medios no se demoró: en marzo disparaban sus dardos. En esta ocasión fue idéntico; los medios opositores atacaron, esta vez, al Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou. Se apoyaron en la declaración de la ex mujer de Vandenbroele. Despechada ella, intentó vincular a su ex pareja en un escándalo que, en definitiva, armaron los medios.


Tras conocerse la denuncia de Laura Muñoz, la ex de Vandenbroele, su madre recordó que esta en conflicto con Muñoz porque no la deja ver a sus nietos y que según pericias, tiene "paranoia y le cuesta reconocer la realidad".


Así fue montada la operación, sobre una base endeble. Rafecas, en dicho contexto, explicó en declaraciones a Perfil, que hay una "cuestión un tanto floja", que no sirve para unir en relación al Vice y Vandenbroele. "Boudou le alquila el departamento que es de su propiedad a un muchacho que es abogado, que se llama Carosso Donatiello, que a su vez es amigo de Vandenbroele". "Vandenbroele dice que él le preguntó a Nuñez Carmona -con el que dice que sí tiene relación- si conocía a alguien que tenga un departamento para alquilar, y Nuñez Carmona le dijo 'sí, Boudou', y armaron el contrato. Pero de Vandenbroele y Boudou directo no hay nada, hasta ahora no hay nada".