Chicos en moto, un peligro que ya invade las calles platenses

En los centros de salud locales advierten que los accidentes con niños son cada vez más frecuentes. Radiografía de un fenómeno alarmante

Según cifras oficiales, las heridas traumáticas son la causa de muerte más difundida entre los jóvenes bonaerenses; y en el origen de la mayoría de esas tragedias, la imprudencia a bordo de motos aparece una y otra vez como una pesadilla recurrente. Las calles platenses no son ajenas a ese fenómeno, que en los últimos tiempos recrudeció con un ingrediente inquietante: la presencia de chicos sin casco ni protección alguna, apenas sostenidos por los brazos de sus mayores, a merced del destino


Chicos en moto, un peligro que ya invade las calles platense


En las organizaciones no gubernamentales vinculadas con el tránsito, los centros de salud y las reparticiones encargadas de la seguridad vial coinciden en que los accidentes que dejan graves secuelas o cuestan la vida de niños son cada vez más frecuentes. Y apuestan a integrar los mecanismos de control y concientización para torcerle el brazo a esa tendencia ascendente.

"Los niños y los adolescentes conforman el grupo más expuesto en estas situaciones", señala Javier Mazza, director provincial de Política y Seguridad Vial: "desde la Jefatura de Gabinete hacemos especial hincapié en subrayar que el respeto de las normas y el uso de los elementos de seguridad, como el casco o las sillas de retención, salvan vidas. Estamos convencidos de que el curso a seguir es la aplicación de una política que integre las herramientas de control y las de capacitación; si logramos afianzar la responsabilidad vial, los jóvenes y niños de hoy se convertirán en los adultos responsables de mañana".


En La Plata

QUE DICE LA LEY

La ley nacional de tránsito vigente -sancionada con el número 24.449- establece que en motos y ciclomotores no se puede llevar más de un acompañante, y que nunca debe tratarse de un niño. Los ciclomotores, puntualmente, no están autorizados a llevar carga ni pasajero superior a 40 kilos. Además, la norma especifica que el número de ocupantes de cualquier vehículo debe guardar relación con la capacidad para la que fue construido; en triciclos motorizados y motos de mayor cilindrada, por caso, sólo se permite un acompañante que siempre debe ubicarse detrás del conductor no excediendo los cien kilos. Esto se funda en que en términos de conducción, el peso adicional cambia todos los parámetros y cualquier movimiento puede alterar la estabilidad de manera irreversible.

Todos los tripulantes de estos rodados, sean conductores o acompañantes, deben usar cascos "autorizados y específicos", correctamente colocados. Sin embargo, la ausencia de casco es la falta más usual entre las registradas en el Sistema de Antecedentes de Tránsito de la Provincia de Buenos Aires a nivel histórico: una de cada diez, el 10,37 por ciento del total. Considerada una falta "grave" y penalizada actualmente con $300 a $600 -además de la retención de la moto-, a pesar de los operativos y controles sigue repitiéndose sin solución de continuidad.


Descontrol


FAMILIAS ENTERAS EN EL SAN ROQUE

"Quien comete la imprudencia de subir a un nene a una moto es improbable que le ponga casco" revela Graciela Badín, jefa del servicio de Emergencias del hospital San Roque: "hemos atendido a grupos familiares de dos mayores y tres chicos que iban en la misma moto, y otras combinaciones similares... Se dan las circunstancias más insólitas". La profesional del centro asistencial de Gonnet indica que "los accidentes en moto son siempre más graves que los de auto, y en ese marco los niños son más vulnerables aún. La mortalidad es alta y también el riesgo de secuelas, con fracturas de cráneo, brazos y piernas".

Al respecto, la Sociedad Argentina de Pediatría es terminante: en su guía para prevención de accidentes sentencia directamente que los niños "no deben viajar en motos", recomendación que hace extensiva a otros vehículos descubiertos y espacios como cajas de camionetas. La problemática no sólo afecta al territorio nacional; en Uruguay, el 90 por ciento de los chicos que sufren traumatismos severos en accidentes de moto no llevan protección. Según las conclusiones del Congreso Nacional de Pediatría del país vecino, usar un casco adecuado colocado en forma correcta disminuye en un cuarenta por ciento el riesgo de muerte y en un setenta por ciento el de lesiones graves.

chicos en moto


EL MAPA DEL TRAUMA

Recientemente difundido por el ministerio de Salud bonaerense, el "Mapa del Trauma" fue elaborado en conjunto con el programa Cedecem a partir del relevamiento de 1.156 pacientes atendidos en nueve hospitales públicos del Gran La Plata y el Conurbano entre enero de 2010 y octubre de 2011; el trabajo mostró que las principales causas de muerte hasta los 45 años están vinculadas con alguna clase de situación traumática, y que entre éstas los choques en moto llevan la delantera. Esto implica que accidentes evitables provocan más víctimas fatales que una larga lista de graves enfermedades.

"La gente le tiene más miedo a los virus que al trauma" apuntó Alejandro Collia, titular de la cartera sanitaria: "con la gripe A, todos tomaron medidas de prevención, se lavaron las manos, usaron alcohol en gel y se aislaron lo necesario; sin embargo el trauma provoca muchas más muertes que la gripe, tanto que es la tercera causa de muerte, detrás de los males cardiovasculares y el cáncer".